La Ópera de Bellas Artes se apresta a iniciar sus actividades del año 2017 con una gran producción de la ópera Lucia di Lammermoor, considerada la obra cumbre del compositor italiano Gaetano Donizetti (1797-1848).

Bajo la dirección concertadora del Maestro Srba Dinic y escénica de Enrique Singer, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) complace al público con este famoso drama de amor y muerte, el cual significa el regreso del tenor mexicano Ramón Vargas en el papel de Edgardo, acompañado de la destacada soprano siberiana Irina Dubrovskaya como la frágil Lucia.

Lucia di Lammermoor es una historia compleja que requiere de mucha inteligencia para ser contada”, aseguró Enrique Singer, con la pasión que lo caracteriza, director escénico de dicho espectáculo con el que la Ópera de Bellas Artes iniciará sus actividades en 2017. Ofrecerá funciones en el Palacio de Bellas Artes el domingo 19 y 26 de febrero a las 17:00, martes 21 y 28 y jueves 23 a las 20:00 horas.

Dividida en tres actos, Lucia di Lammermoor cuenta con música de Gaetano Donizetti, que será interpretada por la Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes. El libreto en italiano es de Salvatore Cammarano, basado en la novela The Bride of Lammermoor, de Walter Scott. La obra cuenta la tragedia de la joven Lucia Ashton, quien se ve atrapada en la rivalidad de dos clanes: los Ashton y los Ravenswood, que hacen imposible la unión de dos amantes.

En la Fotografía: Enrique Singer, Irina Dubrovskaya y Ernesto Morillo

“Lucia di Lammermoor es una obra que pertenece al bel canto, lo que hace que el acento dramático no esté puesto en la acción sino en la belleza de la voz, por lo que nos pareció importante que la puesta en escena fueran reconstrucciones plásticas”, comentó Singer y agrega: “Es una ópera a la que le tengo un gusto especial, por el texto que se basa en una novela estupenda, compleja y que se transforma de manera interesante, ya que están las mismas líneas dramáticas pero en ópera hay una variación en el personaje villano”.

Enrique Singer dijo también que Lucia di Lammermoor es muy interesante por la cantidad de líneas dramáticas que se cruzan y que hacen de Lucia un personaje muy complejo, que deambula entre la fragilidad y la fortaleza. “Tratamos de jugar con las tres líneas dramáticas de la obra: el mundo supersticioso, el poder y el amor que existe entre Lucia y Edgardo, que es prácticamente puro y muy parecido al de Romeo y Julieta”. 

Con una producción original del Teatro Bicentenario de León, Guanajuato, en el Palacio de Bellas Artes Lucia di Lammermoor contará con la participación de Irina Dubrovskaya y Ramón Vargas en los papeles principales, los cuales desempeñarán el martes 28 de febrero, la soprano Angélica Alejandre y Hugo Colín.

El elenco lo complementan Juan Carlos Heredia, Leonardo Joel Sánchez (Premio Ópera de Bellas Artes en el XXXIV Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli 2016), Ernesto Morillo / José Luis Reynoso (28 de febrero), Gabriela Flores y Gilberto Amaro, entre otros.

LUCIA DI LAMMERMOOR, de Gaetano Donizetti. Domingo 19 y 26, 17:00; martes 21 y jueves 23 de febrero, 20:00 horas. Palacio de Bellas Artes, Sala Principal, Av. Juárez esquina Eje Central Lázaro Cárdenas, Centro Histórico. Locs. $120 a $450.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here