Soda Stereo pasó a la historia como una de las bandas de rock más influyentes de habla hispana; por ello, el Cirque du Soleil rinde tributo al grupo formado por Gustavo Cerati (voz y guitarrra), Hector “Zeta” Bosio (bajo) y Charly Alberti (batería) en Sép7imo día – No descansaré, que se presentará en México hasta el 23 de diciembre en el Palacio de los Deportes.

Momentos antes de iniciar el show, en el estreno, se realizó una alfombra roja en la que desfilaron los antiguos miembros de Soda: Zeta y Charly, además de Benito Cerati, hijo del vocalista fallecido en septiembre de 2014.

El espectáculo concebido por la compañía canadiense fundada en 1984 comienza con los primeros acordes de El séptimo día, tema que se desprende del álbum Canción animal (1990), considerado uno de los mejores de la historia del rock en español. Durante este, tres ruedas gigantes se desplazan por la pista -a metros del público ubicado en esta zona-, mostrando dentro de ellas imágenes del grupo que logró récords de convocatoria y ventas a lo largo de toda su carrera.

Al escucharse Cae el sol, se introduce la verdadera trama: un astronauta camina sobre diferentes planetas hasta llegar a la Tierra, donde queda deslumbrado por la importante conexión entre los fans y Soda Stereo.

Así, este personaje intenta ‘despertar’ a su planeta con la música de Soda y al compás de Planta, empieza al revivir a criaturas que asemejan plantas, flores y árboles exóticos. Luego, con la energía de Te hacen falta vitaminas, entusiastas artistas que saltan la cuerda se suman al show estrenado en marzo en Argentina.

Sobre Prófugos,acróbatas se lucen en trapecios con formas de revólveres y balas para después dar paso a En remolinos, en el que una equilibrista maravilla a la audiencia al realizar una coreografía sobre una flor de metal de 4 metros de altura que se va moviendo por la pista, a metros de la gente. Esta seductora y virtuosa mujer y su flor simbolizan la potencia del rock y el fuego del amor.

Aunque Sép7imo Día no es un concierto, el público explota para interpretar Cuando pase el temblor ante dos artistas que van iluminando segmentos del Palacio de los Deportes, a la par que se muestran imágenes de Soda en conciertos por diferentes ciudades de América.

Los ánimos se relajan para uno de los números más originales: Luna roja, en el que una bailarina realiza una danza suspendida solamente de su cabello. Este cuadro es un homenaje a los icónicos cortes de pelo que hicieron famosos a los integrantes de la banda.

Desde el punto de vista de la audiencia, otro de los momentos épicos para cantar es Persiana americana, momento en el que un joven demuestra su proeza con los diábolos.

Otro acto que -si había alguna duda- definitivamente hace que valga la pena pagar por este espectáculo es Hombre al agua, en el que un músico inmerso en una pecera interactúa con una ‘sirena’ entre luces fluorescentes y acordes de guitarra. Este número es una metáfora de un compositor que encuentra inspiración en medio del proceso creativo.

Por supuesto, En la ciudad de la furia no decepciona al mostrar a un hombre en un acto de cadenas aéreas, mientras otros dos realizan un número de calistenia callejera sobre una rejilla metálica, el cual constituye una referencia directa al icónico video de la agrupación.

Después de un segmento acústico y de otros sorprendentes despliegues de talento artístico, llega el gran clímax no sólo del show, sino también de la banda que se despidió de los escenarios, por primera vez en un concierto, el 20 de septiembre de 1997 en el estadio River Plate, en Argentina, bajo las notas del tema De música ligera que, ahora, como en aquella ocasión, ponen a todos a cantar antes de concluir con las palabras que inmortalizarían a Cerati: “¡Gracias totales!”.

SEP7IMO DÍA – NO DESCANSARÉ. El Cirque du Soleil presenta un espectáculo inspirado en la historia musical de Soda Stereo. Un elenco de 35 artistas lleva a los espectadores a través de un recorrido visual con deslumbrantes cuadros acrobáticos y artísticos que combinan proezas físicas con momentos de belleza poética. Jueves 7 y viernes 8 de diciembre, 21:00; sábado 9, 17:30 y 21:00, domingo 10, 16:30 y 20:00; miércoles 13, 21:00 horas. Temporada hasta el 23 de diciembre. Palacio de los Deportes, Río Churubusco y Añil, Granjas México. Boletos en taquilla y Ticketmaster al 5325-9000. Locs. $890 a $2,350. (ORIENTE)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí