Casi a la mitad de Avatar, cuando todo en Pandora parece perdido y los humanos acabarán con la tribu Omaticaya, perteneciente a los Na’vi; Jake Sully, en su forma de Avatar, logra domar a una mística criatura: el temible Toruk, una especie de dragón rojo.

Previamente, Neytiri le había contado a Jake que sólo los verdaderos líderes lograban domar a Toruk, que solo hubo cinco desde el tiempo de las Primeras Canciones, y que aparecían siempre en tiempos de gran tristeza, logrando unir a los clanes. El último Toruk Makto fue su tatarabuelo.

TORUK – El primer vuelo, espectáculo del Cirque du Soleil que se presentará hasta el domingo en la Ciudad de México, cuenta precisamente esa historia: el momento, -tres mil años antes de los acontecimientos de Avatar-, en el que un Na’vi voló por primera vez en un Toruk, uniendo con esto a 5 clanes en un momento de crisis.

Toruk es un espectáculo muy distinto a los que el Cirque du Soleil había traído a México, y no sólo porque está basado en el universo creado por James Cameron en 2009, sino porque es un show en el que predominan las proyecciones, las marionetas o la tecnología, sobre los actos circenses. En Toruk no hay payasos, artistas que cuelguen de un columpio o que hagan clavados en el agua; pero sí hay más 42 actores caracterizados como Na’vi que, apoyados de un narrador, cuentan su historia.

Como ocurre siempre en un show del Cirque, cada detalle: la escenografía, los vestuarios, o el maquillaje, están cuidados a detalle, por lo que durante las dos horas que dura el espectáculo, nos olvidamos de en el escenario hay actores; para verlos solo como habitantes Pandora.

Además de los Na’vi, en Toruk también se hacen presentes otras criaturas de la película, como los icónicos caballos (Direhorse), las enormes tortugas (Turtapede), los temibles Viperwolf o los imponentes banshees, que sobrevuelan el escenario como papalotes.

Al igual que Jake, protagonista de Avatar, en Toruk los personajes también tienen que ir superando desafíos para convertirse en cazadores, pero además de enfrentar a distintas criaturas, tienen que lidiar con otros fenómenos, como un gran temblor que anuncia una crisis; todo, para poder completar la misión de defender el Árbol de las Almas.

Otro de los diferenciadores de este espectáculo es la gran interactividad que puede tener el público, esto gracias a una app para iphone y android (que se recomienda bajar previo a asistir al show), que además de proporcionar datos interesantes sobre la producción, convierte los celulares en luces que alumbran Pandora; y en donde las animaciones cambian según la ubicación de los usuarios.

En definitiva, ver Toruk no es como ver otros espectáculos del Cirque du Soleil; sin embargo, es una experiencia única que invita al espectador a inmersarse más en el mundo de Avatar; quizá en preparación para la cinta de 2019 o para la apertura del parque de diversiones en Orlando este verano; pero también, se aprecia como un valioso recordatorio para saber preservar el equilibrio entre hombre y Madre Naturaleza (Eywa), y poder vivir en armonía; mensaje que, sin importar el momento, resulta vigente.

Numeralia

42 actores forman parte del show
48 proyectores emplea el espectáculo
27 camiones transportaron la producción a México
40 técnicos incluye el circo; más los que se contratan en cada país
63 kilos pesa la marioneta de Toruk

TORUK – El primer vuelo. Palacio de los Deportes. Boletos en Ticketmaster al 53259000. Viernes y sábado 17:00 y 21:00 horas; domingo 11:00 y 13:00 horas. Después se presentará en Monterrey.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí