victor-fosado-2
Autor desconocido Víctor Fosado en New Jersey, sin fecha Archivo Víctor Fosado

Recrear el espacio donde su padre vivió y trabajó por años en una exposición, es uno de los anhelos de Víctor Carlos Fosado Manfrino, hijo de quien fuera coleccionista, músico, actor, escritor, y cuya influencia y participación en el desarrollo y la preservación de la cultura y las tradiciones populares de las etnias del país, son significativas.

Con motivo de la exposición Con mil diablos a caballo, que se presenta en el Museo de Arte Carrillo Gil, Fosado Manfrino habla de las colecciones que su padre reunió a lo largo de varias décadas y del museo que abrió en 2015 en su casa de Cancún para mostrar el acervo al público.

En diciembre pasado abrimos la casa de mi padre como espacio museístico, un tanto como la idea de Las Musas que él abriera en los años sesenta, donde expuso obra de sus amigos y que funcionaba también como café. Trabajamos por diez meses, pero después no fue posible mantenerlo por los gastos que genera un recinto de éstas características. Pero no pierdo la esperanza de reabrirlo y seguir trabajando en lo que fue la pasión de mi padre: la difusión del arte popular.

victor-fosado-3

Entretanto, la apertura de esta muestra, que constituye la primera retrospectiva del amplio trabajo realizado por Víctor Fosado, le motiva, pues es la primera vez que en un recinto se abordan todas las áreas en las que el artista se desarrolló.

victor-fosado-4
Foto: Héctor García Víctor Fosado con el grupo Escorpión en Ascendente, 1969 En el Café Las Musas  Archivo Víctor Fosado

Con mil diablos a caballo da a conocer las múltiples facetas de Víctor Fosado, quien incursionó en disciplinas como la pintura, la escultura, las artes escénicas, la música, la orfebrería y el cine. La muestra es resultado de dos años de investigación y catalogación del archivo familiar del artista y se presenta de forma inédita en este recinto.

El recorrido se divide en islas, a fin de prestar atención a cada disciplina.

No se trata de poner sólo piezas –comenta Julien Cuisset, curador de la muestra–, sino de incluir lo más emblemático para que el público pueda conocer bien quién fue Víctor Fosado.

victor-fosado-5
Vicente Rojo (1932) Las musas, 1967-68 Acrílico sobre madera Colección Familia Fosado Manfrino

En ellas se muestran por primera vez más de 150 obras de la autoría de Fosado y de su colección que incluye piezas de creadores como Coen, Ehrenberg Pierre Alechinsky, Leonel Góngora, Fernando García Ponce, Vicente Rojo y Vlady.

victor-fosado-6
Víctor Fosado Partitura para instrumentos indígenas, ca. 1968 Archivo Víctor Fosado

Uno de los núcleos aborda el tema de la música, en la que Fosado llevó a cabo una investigación minuciosa en torno a los instrumentos indígenas; y colaboró con Juan José Gurrola, con quien más adelante formaría el grupo Escorpión.

El séptimo arte fue otro territorio en el que transitó de varias maneras: fue actor, diseñador de ambientaciones y escenografías, y compositor. Como actor participó en películas como En este pueblo no hay ladrones (1965), de Alberto Isaac; El topo (1969), de Jodorowsky; y Reed, México insurgente (1970), de Paul Leduc. Un video que reproduce escenas de El topo, en el que se pueden conocer sus habilidades, está a disposición del público visitante.

victor-fosado-7
Víctor Fosado (1931-2002) Toco el fondo, 1995 Collar Plata .925, obsidianas, jade y ágata Colección Paulina Fosado Manfrino

victor-fosado-8

Sus piezas de joyería –que él definía como esculturas portantes y en las cuales podía enmarcar obras en miniatura de creadores como Coen y Vicente Gandía–, así como toda clase de objetos inusitados en complicados y elaborados diseños que en plata se convirtieron en piezas únicas e irrepetibles, y en las que a decir de su hijo puede notarse su inspiración del arte precolombino, completan la selección.

Pero sin duda su labor más importante la desarrolló como estudioso y promotor del arte popular, ya que con su influencia y perspectiva brindó apoyo a numerosos maestros artesanos como Máximo Ibarra, Felipe y Pedro Linares, Saúl Moreno, Roberto Ruiz y Abel Soteno. Y representó a México en muestras tan importantes como el Homenaje a José Guadalupe Posada en París, Francia (1963), donde reuniría 600 grabados y más de 20 planchas originales del ilustrador y caricaturista mexicano.

VÍCTOR FOSADO. CON MIL DIABLOS A CABALLO. Museo de Arte Carrillo Gil, Revolución 1608, San Ángel, 5550-3983 y 5550-6260. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Admisión $45; descuento a estudiantes, maestros y afiliados al Inapam; domingo y días festivos, entrada gratuita. * Acceso para silla de ruedas. (SUR)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí