En octubre de 1963 —hace casi 53 años—, Remedios Varo murió inesperadamente dejando en México un legado artístico que años después sería motivo de un largo litigio emprendido en 2002 por su sobrina Beatriz Varo, quien se declararía heredera universal de toda la obra de la autora.

Este hecho vendría a afectar la colección de 39 obras que desde 1999, Walter Gruen, junto con su entonces esposa Alexandra Varsoviano, habían depositado en comodato en el Museo de Arte Moderno hasta que seis años después, el 11 de enero de 2008,

La titular del juzgado 13 de lo familiar, María Margarita Gallegos López, emitió una sentencia donde señaló que la Federación, entendida como la nación mexicana, es la única y legítima propietaria de las 39 obras de Remedios Varo. (La Jornada, 6/X/2013)

Varias circunstancias vinieron a aclarar las cosas entre ellas: el hallazgo en el Registro Público del Derecho de Autor de un contrato notariado y certificado por la artista, donde cedía todos los derechos materiales y morales de su obra a Gruen; el otro, la declaratoria como Monumento Artístico de México de la obra de Varo, emitida el 26 de diciembre de 2001 por la Secretaría de Educación Pública.

Con lo cual piezas como Títeres vegetales (1938); Insomnio II (1947); Dolor reumático (1948); Cambio de tiempo (1948); Ciencia inútil (1955); Los ancestros y poema (1956); La calle de las presencias ocultas (1956); Creación de las aves (1957); y Nave ancestral (1960), entre otras, conforman el acervo más completo de Remedios Varo en un museo.

La colección Isabel Gruen Varsoviano. In Memoriam, que es el nombre dado al acervo por sus donantes, nuevamente se encuentra expuesta en su museo sede para recordarnos esta historia, pero ahora aderezada con anécdotas en torno a las piezas.

Roulotte 1955
Roulotte 1955

Testimonios que en su momento ayudaron a establecer la propiedad de las mismas, debido a que su autora acostumbraba regalarlas o venderlas sin haber mucho papeleo de por medio. A partir de esos datos se ha podido constatar que hay algunas obras fechadas de manera equívoca, y otras anécdotas curiosas como las diferentes formas de firmar de Varo para diferenciar su trabajo comercial del artístico.

Remedios Varo. Apuntes y anécdotas de una colección, es precisamente el título de la exposición que se desenvuelve en tres núcleos temáticos: los estudios de las firmas, los datos curiosos y la historia del largo litigio mediante el cual fue posible trazar la genealogía de esta colección. Se reproducen comentarios de la pintora sobre piezas icónicas como Mujer saliendo del psicoanalista (1960), Mimetismo (1960) y La huida (1961), así como testimonios de terceros que ofrecen pormenores acerca de los orígenes de este fondo.

Autorretrato 1951
Autorretrato 1951

La muestra es diferente porque no se centra en los grandes temas asociados a la obra de la pintora como el surrealismo, el exilio o el esoterismo, sino en los aspectos detrás de la creación con lo cual otorga a Walter Gruen, pareja de Remedios Varo desde 1952 y hasta la muerte de la creadora, el lugar que le corresponde en su historia.

MUSEO DE ARTE MODERNO, Paseo de la Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Admisión $60. (CENTRO)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí