brasil en la lente de januário garcía

La presente exposición es una muestra de la labor que el fotógrafo ha realizado a lo largo de 40 años en los que su lente ha capturado aspectos como los movimientos políticos, la lucha por el respeto a los derechos civiles de los negros y el paso a la democracia, pero también la complejidad sincrética de las expresiones religiosas, sociales y culturales de dicha población.

La selección brinda al público visitante la oportunidad para transitar por las tradiciones, las raíces y el día a día de los afrodescendientes en Brasil y América del Sur; así como la evolución de una serie de luchas y conquistas que el denominado Movimiento Negro de Brasil (equivalente al Black Power de Estados Unidos) ha alcanzado. Las imágenes de Garcia retratan el esfuerzo diario de los afrodescendientes por integrarse a la sociedad brasileña: su cotidianeidad, su cultura y la alegría proveniente del carnaval; sin duda una gran ocasión para adentrarnos en las casas, el sentir y el ser de esta población.

La influencia de la cultura africana en Brasil (propiciada históricamente por el del tráfico de esclavos durante el periodo colonial) es especialmente fuerte y distintiva y está presente en expresiones como la música popular y la danza, la religión, las fiestas populares y la cocina. La selección se divide en cinco núcleos temáticos: Activismos políticos, Fiestas, Cotidianidades, Favelas y Religiosidades. Parte importante de la obra de Januário Garcia se centra en el activismo político. En 1978, en plena dictadura militar en Brasil, resurgió la movilización y lucha del Movimiento Negro. Las imágenes abarcan desde el periodo inicial de mediados de 1970 y hasta la actualidad; de modo que se podrá apreciar cómo la población, especialmente los jóvenes, se organizó para pelear a favor de la democracia racial y la igualdad de oportunidades.

La cultura brasileña de matriz africana tiene gran presencia en las fiestas populares del país, el cual se constituye como uno de los de mayor diversidad étnica del hemisferio sur y donde las raíces africanas han influido enormemente en esta arquitectura cultural. Garcia también ha sabido captar la vida cotidiana para construir un momento lúdico propio de una manera de ser y estar como herencia de los africanos, desde su pasión por el futbol con sus famosos jugadores negros, pasando por la convivencia de una mesa de bar hasta el andar en las calles y avenidas, donde la música también se hace presente. Otro tema es el de las favelas, las cuales se definen como asentamientos populares de carácter informal en los que prevalecen condiciones de precariedad urbana y que se desarrollan en torno a las ciudades importantes del país. Dentro de éstas, la favela de Salgueiro, en el barrio de Tijuca, Río de Janeiro, es habitada por una población mayoritariamente negra. En ella se desarrolló una de las más tradicionales escuelas de samba: Acadêmicos do Salgueiro.

La religiosidad ha sido tratada por el fotógrafo de manera particular, teniendo en cuenta que Brasil es considerado el país con mayor población católica del mundo. No obstante, algunas iglesias católicas han absorbido a los creyentes de otras religiones de origen africano, que gozan de bastante tolerancia y aceptación. Los retratos forman parte de este abanico de imágenes porque fotografiar a una persona negra es revelar que dentro de cada una de ellas hay tanta dignidad como en cualquier otra persona, por lo que desde una postura humanista impulsa su derecho a ejercer su ciudadanía plenamente y de cuidar su autoestima.

Museo Nacional de las Culturas del Mundo, Moneda 13, Centro Histórico. Martes a domingo, 10:00 a 17:00 horas. Entrada gratuita. (CENTRO)

COMPARTIR
Artículo anteriorpablo o’higgins
Artículo siguientebig bang data

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí