La muestra reúne una selección de los trabajos más representativos de este creador, así como tres de sus más relevantes series de grabados: Los caprichos, Los disparates y La tauromaquia. Se trata de un recorrido por las más diversas técnicas y temáticas del genio aragonés, a la vez que muestra los rastros que dejó en sus seguidores y copistas, como Agustín Esteve y Eugenio Lucas Villamil, reflejo de su extensa pinacoteca que realizó a lo largo de su prolífica carrera.

Foto: Museo Nacional del Prado

Considerado uno de los creadores más influyentes de la modernidad, Goya (1746-1828) cimentó los parámetros estéticos de los siglos subsecuentes y se consolidó como un visionario que puso en tela de juicio las virtudes y los vicios de la sociedad que vivió durante la transición de los atribulados siglos XVIII y XIX, por medio de sus más destacadas series de grabados que con gran maestría plasmó mediante la revolucionaria técnica al aguatinta.

El trabajo del creador, que lo mismo incursionó en la pintura de caballete y mural, que en el grabado y el dibujo, se caracterizó por su lúcida interpretación de la época que le tocó vivir, las sátiras a las costumbres de su tiempo y el manejo de temas irreverentes y audaces. Su fogosa devoción por la duquesa de Alba, modelo de su Maja vestida y su Maja desnuda, le valió la condena de la Inquisición al considerarlas “pinturas obscenas”, lo que no mermó su ánimo. Su obra alcanzó una universalidad única al trascender lo anecdótico y apoyar el sentir progresista de su época.

Foto: Ramona Miranda

En la muestra sobresalen, entre otras: La familia de Carlos IV y el retrato de Leocadia Zorrilla, mujer muy cercana al artista y de quien se sospecha fue su amante durante el final de su vida. En esta pieza, que proviene del Museo Nacional del Prado, se había identificado anteriormente a Josefa Bayeu, con quien el pintor contrajo matrimonio en 1773, pero estudios recientes han identificado a Leocadia Zorrilla en la obra.

Las piezas que serán exhibidas proceden de acervos nacionales e internacionales como los museos Nacional del Prado, Hammer, Meadows, Soumaya, Franz Mayer y de la Basílica de Guadalupe, así como de las colecciones de la Fundación Zuloaga, Pérez Simón y Jorge Ramos. La exposición muestra la labor de un genio detrás del caballete, que a través de sus pinturas y grabados ha logrado conmover a miles de personas, lo cual lo ha convertido en un pilar dentro de la historia del arte universal.

Museo Nacional de San Carlos, Puente de Alvarado 50, Tabacalera. Miércoles a lunes, 10:00 a 18:00 horas. Admisión $45; descuento a estudiantes y afiliados al Inapam; domingo y días festivos, entrada gratuita. Visitas guiadas, previa cita. (CENTRO)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí