Exposición integrada por más de mil imágenes realizadas en distintas técnicas gráficas tradicionales como el grabado en cobre, plomo y madera, y litografía. En ella pueden verse impresos como libros, periódicos, revistas, hojas volantes y folletos, muchos de ellos ilustrados por artistas de la talla de José Guadalupe Posada, José María Velasco, Manuel Manilla, Hesiquio Iriarte, Santiago Hernández, Hipólito Salazar, Julio Ruelas, Casimiro Castro y Constantino Escalante.

El recorrido presenta un panorama general del desarrollo de las artes gráficas en México durante el siglo XIX con más de mil imágenes distribuidas en ocho salas y dos vestíbulos. Las secciones son: Las representaciones para la devoción; Imágenes veneradas y milagrosas; Los mexicanos pintados por sí mismos; La ciencia ilustrada; Aires nacionales: música y danza; Literatura y la estampa: la gran unión; El buril, el cobre y la piedra en la historia de México; Mapas y vistas de la República; El retrato, La sátira en la caricatura; y La incipiente infancia.

En el montaje se explica que la edición de estampas y obras ilustradas sirvió como medio para expresar el sentimiento nacionalista propio de la época, el amor hacia lo criollo y lo mexicano, el interés por el pasado indígena y para difundir los paisajes, los tipos y las costumbres locales, todo ello con el afán de representar la identidad de México como nación independiente. Sin embargo, aquellas obras editoriales son testimonio de los avatares del siglo XIX mexicano, que se caracterizó por la inestabilidad política, la imposibilidad de los diferentes gobiernos para enfrentar los problemas del país y la bancarrota continua de la hacienda pública. Al inicio de la exposición se muestran ejemplos de representaciones utilizadas en la devoción católica y un nutrido conjunto de imaginería religiosa, se presentan los temas dedicados al retrato de personajes y a la caricatura de celebridades y políticos; a la nueva cartografía y a los singulares paisajes del territorio nacional; una colección dedicada a la infancia y su mundo, un amplio conjunto de partituras y escenas de baile y festividades sociales de la época.

Forman también parte de la muestra varias ediciones de temas científicos y técnicos, lo mismo que una selección de obras que dan cuenta de las novedosas conjunciones de imagen y tipografía en la literatura impresa, así como diversas publicaciones ilustradas y dedicadas a la historia, tanto del México antiguo como del decimonónico.

Museo Nacional de la Estampa, avenida Hidalgo 34, Plaza de la Santa Veracruz, Centro Histórico.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí