La presente exposición busca volcar al público a reflexionar sobre la importancia mítica del agua, a través de 52 obras del pintor mexicano. “El tema es el agua como dadora de vida, pero también como diluvio; es un borrón y cuenta nueva; es esta metáfora que borra todo: surgimos de y esperamos un diluvio, un antecedente y un porvenir apocalíptico”, comentó Argudín, maestro en Estética y Teoría del Arte por la Universidad de Essex, Inglaterra.
El agua ha sido un tema recurrente en la obra pictórica de Argudín, la cual para esta exposición se detona a través de dos grabados sobre el diluvio y las redes subterráneas del agua que el artista encontró en el libro Las imágenes de un saber universal, del científico Athanasius Kircher.

Las piezas exhibidas, que tienen distintas proporciones, abarcan un periodo de creación que va de 1992 hasta el 2015 e incluyen óleo, collage y dibujo. Curada por Argudín y la historiadora de arte Brenda Luna Lobato, la exposición se presenta  con una distribución al estilo de una pinacoteca del siglo XIX. “Lo interesante es la instalación especial a manera de galerías que funcionaban en el siglo XIX como grandes espacios que exhibían muchísimos cuadros, y lo que estamos intentando es ponerlos en varios niveles para que el espectador se encuentre en una especie de diluvio y se sienta literalmente ‘arrollado’, empapado por la obra”.

Con la disposición de las obras, que invade las paredes de la Sala Salvador Novo, el público podrá disfrutar de este diluvio pictórico que, mediante la iluminación y el fondo en el que dispone a la figura humana, desde una perspectiva erótica, evoca a la fotografía de estudio de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, “donde te sacaban una foto y te ponían detrás un ligero paisaje falso”. “El erotismo  se vuelve muy importante en el arte porque conecta con el cuerpo, y ésta es una exhibición que habla del cuerpo; hoy en día, en el arte contemporáneo, el cuerpo desaparece mucho porque se ha politizado y se pierde su aspecto de placer”, reflexionó el pintor.

Argudín es autor de tres publicaciones, incluida Diluvios, publicada en 2006 por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, que reúne 115 piezas del pintor, entre dibujos y cuadernos, así como su obra pictórica, que forma parte de la muestra Luis Argudín: Diluvios, la cual se presentó por primera vez en  2010 en el Museo de Tlaxcala y tuvo su antecedente en la UAM Xochimilco. Argudín ha sido miembro del Sistema Nacional de Creadores, de 2001 al 2006, y del 2010 al 2013, y se ha hecho acreedor a importantes becas, como la de Creadores Intelectuales del FONCA en 1992; la beca Fulbright-García Robles como artista visitante en la Universidad de Rochester, Nueva York, en 1993; así como la beca Pollock-Krassner de Pintura, en 1997.

Museo de la Ciudad de México, Pino Suárez 30, Centro Histórico. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. (CENTRO)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí