Un recorrido por la historia, la técnica y la interpretación popular de los artistas alfareros Candelario Medrano (Tonalá, Jalisco, 1918-Íbid, 1989) y Ángel Santos (Zacatecas, 1964). La muestra reúne más de 200 piezas de máxima calidad, la mayoría no conocidas, en las técnicas de barro bruñido y engretado. Curada por Gutierre Aceves Piña, en ellas se podrán ver dos formas de interpretación mundana y visiones arraigadas en años de tradición que conllevan un mismo fin: el barro como utensilio de consumo personal, donde la estética aporta un porcentaje importante en la vida cotidiana.

 La exposición abre con piezas de Candelario Medrano, en las que se ven kioscos, plaza de toros, edificios, aviones, trenes y máscaras; luego se podrán apreciar nahuales, tanto de Medrano como de Ángel Santos, de quien también se exhibirá obra en miniatura y de gran formato, en las formas de gatos, gallos, perros, tazones, vasijas, alhajeros, jarrones con lagartijas, venados, palomas y peces.

El recorrido es un diálogo entre la cerámica más antigua y la más reciente, con la cual se hace un llamado a conservar un patrimonio un tanto frágil, ya que son pocas las personas en Santa Cruz de las Huertas, en Tonalá, Jalisco, que conocen la técnica de barro engretado y de decoración por cocción, la cual manejaba con maestría Candelario Medrano, cuya cerámica está ligada a una imaginación poderosa, así como a los mitos del pueblo. Medrano fue un artesano que dedicó su vida a realizar todo tipo de obras, desde la figura del nahual hasta la elaborada torre de iglesia, así como representaciones zoomorfas, y fue de sus padres de quien aprendió la tradición alfarera, heredándola a sus descendientes, por lo que en el montaje también se podrá ver obra de hijos y nietos del artesano.

Por su parte, Ángel Santos es de los pocos artesanos que conservan una alta calidad en la técnica del bruñido, por lo cual figura como un importante representante, de los pocos que vuelve sus ojos al trabajo de sus compañeros artesanos y ha realizado intervenciones y colaboraciones con otros artistas, entre ellos: Betsabeé Romero. La iconografía de la exposición está fundamentada en la enorme riqueza de la fauna de occidente y se exhibirán piezas por vez primera provenientes de colecciones particulares. Medrano y Santos se distinguen por hacer su obra en Tonalá, lugar donde su cerámica ha sido reconocida por su calidad, diseño y utilidad.

Museo de Arte Popular, Revillagigedo 11, esquina Independencia, Centro Histórico.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí