Tras 84 años perdidos, los tres manuscritos de Luis de Carvajal El mozo, documentos históricos y testimonios de los primeros judíos en América, regresan a México. También conocidos como Manuscrito Carvajal, éste dejó su testimonio en estos textos que estuvieron ocultos en los archivos de la Inquisición de México durante más de 300 años.

El Manuscrito Carvajal está integrado por tres cuadernillos: El número 1: Memorias de Luis Carvajal, que se compone por 36 fojas de papel verjurado de las cuales 23 tienen texto con tintas ferrogálicas y 13 se encuentran en blanco. El número 2: Los artículos de nuestra sagrada Fé o Lex Andonai, presenta en total seis fojas de papel verjurado de las cuales tres forman parte de las guardas; a su vez, las hojas centrales presentan letras en mayúsculas que primero fueron trazadas con tintas ferrogálicas y posteriormente se decoraron con hoja de oro adherida sobre la misma tinta. El número 3: Modo de llamar a Dios y exercicio devotísimo de oración, contiene 37 fojas de las cuales seis están en blanco; éstas mismas se encuentran intonsas.

Sharon Zaga, directora del recinto, señaló que el manuscrito representa un importante ejercicio de recuperación de la memoria, ya que es un documento crucial de la narración de la historia de la intolerancia y diversidad en México. “Este manuscrito compuesto de estos tres cuadernillos pequeños, más uno que todavía se encuentra perdido, refleja el primer testimonio de vida de la población judía en el Continente Americano. Es un testimonio escrito de cómo una comunidad escondida vivió en lo que hoy es México; un testimonio del miedo a lo diferente, del sufrimiento de ser el otro y de la consecuencia fatal del odio que condujo a la hoguera a su autor”. La directora agregó que éste es un texto que muestra también una historia de discriminación, de tener que ser invisible en México, algo que aún no termina. “México sigue siendo ejemplo de exclusión en contra de personas que llevan su estigma a flor de piel, como en el color, el idioma o la discapacidad. Esperamos que el recuerdo del manuscrito refuerce nuestro compromiso con el respeto por la diversidad y reactive todas las luchas encaminadas a la promoción y defensa de la dignidad humana, la defensa del otro y el respeto de las diferencias que construye el real sentido de la palabra tolerancia”.

MUSEO MEMORIA Y TOLERANCIA, Plaza Juárez, a un costado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Centro Histórico, Martes a viernes, 9:00 a 18:00; sábado, domingo y días festivos, 10:00 a 19:00 horas. Admisión $55. (CENTRO)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí