A través de acuarelas, témperas, objetos, máscaras, manuscritos, documentos y libros, la presente exposición, plantea la vida, los intereses y las búsquedas de un artista utópico, vanguardista e irrepetible, cuyo nombre real fue Óscar Agustín Alejandro Schulz Solari (1887-1963).

Las más de 100 piezas que integran la exposición invitan al público a sumergirse en el mundo de este creador, que viajó por Europa, regresó a Buenos Aires, y mantuvo estrecha amistad con Jorge Luis Borges, Emilio Pettoruti y Leopoldo Marechal.

Asimismo, traslada al visitante por sus estudios para facilitar el aprendizaje y le presenta sus principales invenciones: el juego del panajedrez, dos lenguas (panlengua y neocriollo), el teatro de títeres para adultos, la recreación de cartas del tarot, grafías plásticas, un nuevo sistema de notación musical, así como su habilidad para planear ciudades autosustentables.

La idea del montaje es entrecruzar su obra plástica con sus invenciones y modificaciones de todos los sistemas, pues Xul Solar se embarcó en transformar la escritura, la lengua, la notación musical y algunos instrumentos, buscando facilitar el conocimiento, el aprendizaje, la comunicación y el entendimiento entre las personas.

La muestra es un recorrido exhaustivo que presenta las distintas facetas del artista: pintor, astrólogo, músico, visionario, transformador y “escribidor”, en cuyas indagaciones siempre se atravesaba lo místico y lo trascendente.

El recorrido contempla seis núcleos: Arte y literatura: amistades, Músico visual, El mundo de las lenguas, Espacios habitables, Lo místico, lo esotérico y lo oculto, y Plastiútiles. Una escritura plástica. Inicia con fotografías en blanco y negro de Xul Solar, del que se expone su carta astral realizada por él mismo.

Uno de los núcleos que sobresale es Espacios habitables, que hace énfasis en una obra muy importante de él, que se encuentra en la muestra, La ciudad de Vuelvilla, un lugar utópico que plasmó Xul Solar en una acuarela pintada en 1936, la cual pensó como una ciudad autosuficiente, una villa flotante o volante, capaz de resolver los problemas de superpoblación y contemplar las necesidades del hombre.

Otro de los núcleos que sobresale es Músico visual, en el que se muestra la experimentación del artista con la escritura musical, pues modificó la forma de las notas y la armadura de clave, y hasta transformó el pentagrama en hexagramas y heptagramas.

Museo de Arte Carrillo Gil, avenida Revolución 1608, San Ángel. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Admisión $45, descuento a estudiantes, maestros y afiliados al Inapam, domingo y días festivos entrada gratuita. Visitas guiadas previa cita ext. 113. Lunes a viernes, 10:00 a 18:00 horas. * Acceso para silla de ruedas. (SUR)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí