Por sus bondades y beneficios, el vino debe conservarse a una temperatura distinta dependiendo del tipo.

La temperatura del vino para ser servido es muy importante, ya que influye no solamente en el aroma sino también en el gusto, porque puede perder gran cantidad de sabores en ese proceso.

Los vinos tintos deben presentarse con un margen de temperatura que oscile entre los 16 y los 18°C para que se puedan conservar todos sus matices y se perciban adecuadamente sus componentes.

Los tintos jóvenes como el Afrutado de Cu4tro Soles pueden presentarse entre los 12 y 15° C para resaltar su frescura y matices frutales, mientras que los vinos como el Roble deben servirse a una temperatura de 18°C.

Para los vinos rosados como el Blanc de Zinfandel de Cu4tro Soles, se recomienda que la temperatura de servicio esté entre los 8 y 10° C.

Estos vinos, Valle Redondo, nacieron en 1964 a iniciativa de Don Luis Ferruccio Cetto, quien funda esta empresa vinícola en Aguascalientes, Aguascalientes. Desde un inicio buscó ofrecer  los mejores vinos, concentrados y jugos, a la vez que se contribuía al desarrollo agrícola de su estado y, por consecuencia, del país.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí