En 1982 se estrenó, en el Teatro Infanta Isabel de Madrid, la versión en castellano de una comedia francesa que causó furor. La obra no tardó en convertirse en un éxito a nivel mundial. Bajo el título La señora presidenta, la puesta en escena protagonizada por Manolo Gómez Bur, interpretando un personaje doble, pronto se representaría en gran parte del mundo hispanohablante.

De la autoría de Jean-Jacques Bricaire y Maurice Lasaygues, esta historia regresa totalmente renovada a nuestro país para presentarse de viernes a domingo en el Teatro Aldama a partir del 2 de febrero. Para dar vida a los mellizos Martín y Martina, ahora se encuentra Héctor Suárez, una leyenda viviente del buen teatro. Suárez encabeza el elenco multiestelar convocado por el productor Alejandro Gou, quien también reúne a un equipo creativo de primera línea que refresca este montaje ubicándolo en el México contemporáneo.

La anécdota comienza cuando Martina, una aguerrida empresaria norteña, visita la Ciudad de México para arreglar un asunto fiscal relacionado con su fábrica de textiles. Con lo que no cuenta es con que su gris secretario, interpretado por Eduardo España, se las ha visto ‘negras’ para encontrar hospedaje en un hotel de Polanco y no quedará otro lugar en el que ella y su familia pasen la noche más que en la casa de su hermano, Martín, por quien siente un eterno desprecio y a quien ha preferido mantener a distancia pagando sus gustos bohemios, que hasta ahora habían sido deducibles de impuestos.

Sin embargo, Martín y su esposa, Julieta (Anna Ciocchetti), saben que su elevado tren de vida tendrá que parar si Martina consuma la firma de unos poderes. Surge una posible solución: ¿Qué tal si Martín se hace pasar por su hermana, aprovechando el parecido físico a cambio de conservar la calma?

Cuando Martín inicia la lucha por la perpetuación de un elevado estatus, su amante (Ana La Salvia), su sobrina (Michelle Vieth) y su cuñado (Ricardo Fastlicht) no quedan exentos de un enredo que deja al descubierto una red infinita de infidelidades, desviaciones sexuales y carcajadas de complicidad por parte del público ante el retorno de uno de los vodeviles más memorables de todos los tiempos.

Como director de escena, Héctor Suárez Gomís afina un balance entre la comedia de situación, el característico humor político de su padre –ideal ante el año electoral a la vista– y algunos destellos de una producción de primer nivel que sorprenderán gratamente a los asistentes. 

La señora presidenta llegará a la cartelera con la preferencia del público que gusta del buen teatro. Todo apunta a que este trabajo se sumará a la lista de cañonazos en el historial de Héctor Suárez sobre un escenario, como La pulga en la oreja, La libélula, Toc toc y, recientemente, más de dos años de temporada con Los locos Suárez

LA SEÑORA PRESIDENTA. Teatro Aldama. Rosas Moreno 71, Col. San Rafael. Tels. 5546-1026 y 5546-3740. Viernes 19:00 y 21:30; sábado 17:30 y 18:30; domingo 17:00 y 19:30 horas. Locs. de $450 a $900. Boletos en taquilla y Ticketmaster. Adolescentes y adultos.

COMPARTIR
Artículo anteriorPapi, Piernas Largas
Artículo siguienteLa Forma Del Agua

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí