Las avenidas México-Tacuba y Mariano Escobedo, son el cruce donde está uno de los atractivos del Barrio Mágico de Tacuba y es el ahuehuete conocido como el Árbol de la Noche Triste, donde se dice el  conquistador Hernán Cortés lloró su primera derrota ante el Imperio Mexica, un 30 de Junio en 1520. En su intento por huir, el ejército de Cortés sólo encontró un estrecho camino rodeado de las aguas de un lago. Razón por la que Cortés, cuando inició su ataque contra Tenochtitlán, mandó desecar el camino. Con el  terreno libre iniciaron los cambios en el paisaje del pueblo de Tlacopan, como se le conocía a Tacuba, que fue otorgada como encomienda a Isabel Moctezuma, hija de Moctezuma Xocoyotzin, por el propio Cortés. Posteriormente, en sus alrededores fundó una serie de haciendas como la Hacienda Pénsil, la Hacienda de San Antonio Clavería y La Hacienda de los Morales. Posteriormente, los franciscanos fundaron la actual parroquia y convento de San Gabriel, tiempo después se establece el convento carmelita de San Joaquín. Hacia finales del siglo XX nacen las zonas habitacionales campestres, que se convirtieron en las grandes colonias como es el caso de Popotla, Casco de Santo Tomás y San Álvaro, que aún conservan estructuras del siglo XIX y principios del siglo XX, así como algunas de las primeras villas campestres. Entre los lugares para visitar con los que cuenta este Barrio Mágico están el Colegio Militar. 

Zona: Centro

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí