Una vez más el Centro Histórico de la Ciudad de México se ilumina con las formas, el color y la creatividad de quienes comparten su talento en el Festival Internacional de las Luces México (Filux) 2017.

“Calles, callejones, explanadas y plazas del Centro Histórico, además del Museo Rufino Tamayo y otros lugares de Polanco, se iluminan para que chicos y grandes aprecien, en 20 recintos, desde las 18:00 hasta las 23:00 horas, las instalaciones, mappings y proyecciones de luz”, explicó David Di Bona, director del festival, en entrevista para Tiempo Libre.

Esta multicolorida propuesta nace en 2013 por iniciativa de un grupo de artistas que buscaban espacios abiertos para exponer sus obras, y poco después recibieron apoyo de empresas e instituciones. Desde entonces se ha abierto la oportunidad para convivir, mientras se conocen las propuestas de artistas nacionales e internacionales que muestran distintas obras realizadas con luz.

“Se pueden apreciar desde proyecciones monumentales, creaciones coloridas y divertidas elaboradas por estudiantes, esculturas de luz, instalaciones, iluminación arquitectónica, caminos de luz, velas, cine y música. Además, este año más de la mitad de los contenidos es obra de artistas mexicanos, ya que se busca impulsar a los nuevos talentos”, comentó Di Bona.

El milagro de la luz en Filux es posible gracias a lenguajes análogos y digitales que mezclan todo tipo de texturas por medio de tecnologías que van desde unas velas, hasta proyectores, leds, fibra óptica, hologramas y bombillas tradicionales, por mencionar algunas. De este modo, durante 4 horas, a partir de las 6 de la tarde, se pueden apreciar esculturas, fachadas y edificios del Centro Histórico revestidos con luces. Bajo este marco, en algunos sitios se llevan a cabo performances relacionados con el tema de la luz.

“Con estos circuitos se produce una nueva dinámica y visión de la gente sobre su ciudad. Así, mientras se camina, se descubren los cuadros y sorprenden las figuras”, concluye el creador argentino.

Los recintos que se iluminan con diferentes obras son: el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, el Ex Teresa Arte Actual, el Museo de Arte de la SHCP Antiguo Palacio del Arzobispado, la Plaza Seminario, la Galería de la SHCP, la calle República de Guatemala, la calle República de Argentina, el callejón de San Ildefonso y la Plaza de Santo Domingo.

Asimismo, el Centro Cultural del México Contemporáneo, la Capilla de la Concepción, el Callejón Héroes del 57, el Museo Interactivo de Economía, la fachada del Palacio de Bellas Artes, el Kiosco de la Alameda Central, la calle Gante, la Biblioteca Lerdo de Tejada de la SHCP, la calle 16 de Septiembre, el Empedradillo Catedral y el Museo Tamayo son espacios que llenan de alegría a quienes los visitan.

En Filux (el camino de la luz) se puede elegir la ruta y tomarse el tiempo que desee en las distintas sedes. El recorrido suele durar una sola noche o los cuatro días del festival, pero para apreciarlo mejor es recomendable dedicarle un par de días.

CUARTO FESTIVAL INTERNACIONAL DE LAS LUCES MÉXICO (FILUX). Del 16 al 19  de noviembre. Centro Histórico de la Ciudad de México. Informes aquí

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí