El pueblo mágico de Tlalpujahua se encuentra listo para celebrar la XVII Feria de la Esfera, del 30 de septiembre al 17 de diciembre.

Tlalpujahua, cuyo nombre proviene del náhuatl “tlalli”, que significa tierra, y “poxohuac”, cosa esponjosa o fofa, fue fundado en el siglo XVI y para 1551 pasó a formar parte de Michoacán, bajo la corona española. A partir de entonces, por gestiones de Vasco de Quiroga y con el despertar de la minería, se le dio el título de Real de Minas de Tlalpujahua, ya que fue uno de los yacimientos más importantes para la extracción de oro y plata, a través de la mina Dos Estrellas.

Durante muchos años, esta población fue conocida por su historia colonial y minera. En la actualidad se distingue por la elaboración de esferas, fabricadas por 400 artesanos, quienes forman parte de los 350 talleres familiares y cuya producción asciende a los 110 millones. Alrededor del 60% se exporta a diferentes países como Argentina, Estados Unidos, Canadá, Japón, Malasia y algunos de Europa, mientras que el 35% se vende en el país y sólo el 5% restante se comercializa en el mismo municipio a través de la Feria de la Esfera. 

Además de estas, el visitante puede encontrar arte plumario, alambroide en papel maché, cerámica de alta y baja temperatura, orfebrería en plata, productos elaborados en filigrana, herrería, vara, ocoxal y madera, así como una gran variedad de platillos tradicionales, entre otros: el pan de pucha con una masa ancestral, la sopa de hongos, la cabeza de res envuelta en penca de maguey cocida a vapor en horno de hoyo, la tradicional conserva de todos los tipos de fruta, el pan de pulque y diversos licores artesanales preparados a base de frutas y hierbas.

Para pernoctar, este municipio tiene capacidad para 980 huéspedes en hostales, posadas y hoteles de 3, 4 y 5 estrellas y Gran Turismo, algunos de ellos incluso cuentan con el distintivo Tesoro de México y donde también hay una gran oferta en restaurantes, cafeterías, cenadurías, galerías y bancos.

Entre sus atractivos principales se encuentran el Museo Tecnológico de Minería del siglo XIX, el santuario diocesano de Nuestra Señora del Carmen, el convento franciscano de Nuestra Señora de Guadalupe del siglo XVI, la antigua torre del Carmen, el museo Hermanos López Rayón, la casa del Gral. Ignacio López Rayón, además de plazas, parques y jardines, por medio de los cuales se aprecia la arquitectura colonial de este pueblo minero que cautiva a cualquier visitante.

Tlalpujahua se encuentra situada en un punto geográficamente estratégico por su cercanía con ciudades importantes como la capital de país, a tan sólo dos horas tomando el arco norte y a dos horas y media por la autopista México-Guadalajara. De Toluca queda a hora y media, de Morelia a 1 hora 15 minutos, de Querétaro a 1 hora 30 minutos y de Celaya a 2 horas.

Informes aquí

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí