Tepalcingo (“atrás del cerro del pedernal” en náhuatl) tiene más de 750 años de existencia. Lugar de encuentro de diferentes culturas prehispánicas cuenta con majestuosos recintos, entre ellos el Santuario de Jesús Nazareno (siglo XVIII), en cuyo frontispicio se identifican imágenes del Padre eterno, Jesús crucificado y a sus lados Dimas y Gestas, así como diversas figuras religiosas. Tepalcingo tiene actividades culturales religiosas todo el año, las cuales giran en torno a los festejos patronales de las 7 capillas e iglesias, incluyendo el majestuoso Santuario de Jesús Nazareno y las capillas de San Martín Obispo (al norte del municipio, fiesta tradicional el 11 de noviembre) y la de la Concepción, donde se registran los primeros asentamientos de Tepalcingo (fiesta tradicional, 8 de diciembre). El municipio ofrece turismo cinegético regulado por las autoridades en su comunidad de Ixtlilco el Grande y el Limón; la cacería tiene en esta región las mejores extensiones de terreno para su práctica, permitiendo así el equilibrio ecológico mediante la caza responsable. La temporada de caza abarca diciembre y enero. El pueblo tiene diversas opciones de hospedaje y, para comer, delicias como la salsa de jumiles, salsa de huilota, mole de pipián con tamales de ceniza, tamales de ciruela, piña y tamarindo, agua de pitaya, mezcal y el refino local “El Chinelo”. 

Web

Facebook

Zona: Morelos

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí