En el Pueblo con Encanto de Acolman, Estado de México, se conserva la herencia colonial de usar las piñatas en las posadas, además de ser protagonistas de una feria que celebra, del 16 al 20 de diciembre, la edición numero 31 que tiene como lema: No rompas la tradición… rompe la piñata.Más de dos siglos después, el cargamento de la fragata Mercedes llegó a su destino. La intriga, la traición y la muerte frenaron en principio su arribo. Después sería la ambición y la falta de escrúpulos de saqueadores de tesoros como la compañía Odyssey, que al sustraer parte de sus restos localizados en el fondo del océano, destruyó un trozo de la historia de España.

Se dice que fue el aventurero Marco Polo quien en una de sus travesías por China conoció las piñatas y las llevó a Europa. En Italia les dieron el nombre de piggnatas y así llegaron a España, de donde fueron traídas a México por los evangelizadores, quienes creían que las piñatas de siete picos eran la representación del Bien y el Mal, razón por la que debían ser destruidas. Las primeras ollas revestidas y rellenas de colación fueron deshechas en Acolman.

Foto: Mauricio Marat / INAH

Fundada en el siglo XII por los acolhuas, una de las siete tribus chichimecas salidas de Aztlán, Acolman (que significa: “hombre con mano o brazo”) no se resistió a la conquista y aceptó el cristianismo. Como parte de la catequización, el prior fray Diego de Soria obtuvo en 1586 la autorización del Papa Sixto V para realizar las Primeras Misas de Aguinaldo, que se celebrarían del 16 al 24 de diciembre, fechas que coincidían con la festividad del nacimiento de Huitzilopochtli. Así fue como se originó la tradición de las posadas, que desde esos años remotos y hasta ahora se siguen celebrando en el Ex Convento de San Agustín, acompañadas por piñatas, que en sus inicios carecían de fruta.

Foto: Mauricio Marat / INAH

Por ser Acolman el primer sitio donde se realizaron las posadas y se rompieron las piñatas, en 1985 las autoridades del municipio celebraron la primera Feria de la Piñata, que en los años siguientes se enriqueció con corridas de toros, coronación de la reina y espectáculos con artistas de renombre. En la presente edición hay venta de artesanías y platillos de la región, así como música y baile con grupos como Palomo y Julión Álvarez, sólo por mencionar algunos. Y este año celebra por primera vez el concurso regional de piñatas “Romanita Zacarías Camacho”.

31ª FERIA DE LA PIÑATA. Del 16 al 20 de diciembre. Explanada Municipal de Acolman, Estado de México. Informes Comunicación Social del Municipio de Acolman, 01 (594) 957-0050 y 957-1460 ext. 128. Módulo de Fomento Turístico de Acolman, 01 (55) 7449-6778. Facebook, Pueblo con Encanto. Web

COMPARTIR
Artículo anteriorcapitán fantástico
Artículo siguienteclub de cuervos

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí