El Museo Casa Estudio de Diego Rivera, la Casa del Risco, la galería Toca Madera y el Museo del Carmen, son lugares con historia, cultura, gastronomía y arte en la Ciudad de México. Y lo que tienen en común es que están en la delegación Álvaro Obregón.

Foto de Nicolas de Camaret
Foto de Nicolas de Camaret

Localizada al sur poniente de la ciudad, tiene celebraciones importantes como es la Feria de las Flores, que se realiza en honor de la Virgen del Carmen. Para conocer o redescubrir esta zona, el recorrido puede iniciarse por el lugar de trabajo e inspiración del gran muralista Diego Rivera, así como la obra artística, cultural y arqueológica que acumuló junto con Frida Kahlo. La casa de Rivera, obra del arquitecto Juan O’Gorman, es un sitio de lenguajes vanguardistas que ofrece un programa de exposiciones temporales e itinerantes.

Foto de Karlavgc
Foto de Karlavgc

Otro sitio atractivo es el Centro Cultural Isidro Fabela, también conocido como La Casa del Risco, construcción que data del siglo XVIII ubicada en el “barrio mágico” de San Ángel, el cual alberga un importante patrimonio cultural en su archivo histórico, biblioteca, hemeroteca, pinacoteca y fototeca, así como su colección de escultura, mobiliario y artes aplicadas. De fachada blanca, austera y simétrica con un remate mixtilíneo en color rojo indio, este recinto de arquitectura virreinal está adornado por una cruz y una hornacina central con la imagen de la Virgen de Loreto, custodiada por el Sol y la Luna.

Museo de Arte Popular

La galería de arte Toca Madera, también en San Ángel, posee una variada oferta de muebles y piezas de arte mexicano trabajados de talabartería, tejido, orfebrería, platería, vidrio y alfarería. La fachada del edificio es una remembranza de los soldados irlandeses que desertaron de las tropas invasoras estadounidenses para luchar por México durante la invasión norteamericana de 1847.

Foto de Thelmadatter

Al llegar al Museo del Carmen se encuentra una de las pinacotecas coloniales más importantes de México, con obras escultóricas, documentos, muebles y hasta momias de antiguos frailes. El edificio ocupa el ex convento y colegio de El Carmen, del siglo XVII. Este recinto fue convertido en museo en 1938, después de ser recuperado por los estragos al terminar la Guerra de Independencia.

Foto de Inakiherrasti

Todos estos sitios y algunos más, como el tradicional mercado Melchor Muzquiz, pueden visitarse cualquier día, aunque lo recomendable es acercarse en fin de semana cuando actividades como el bazar del sábado de San Ángel, le dan un toque pueblerino y familiar para disfrutar las calles empedradas de este “barrio mágico”, que se caracteriza por sus casonas, plazoletas y jardines.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí