Llega el verano y una de las opciones para descansar, tomar un respiro o buscar nuevas aventuras son Los Cabos, que se refieren principalmente a San José del Cabo y Cabo San Lucas. Este último, que destaca por su vitalidad y diversión nocturna, tiene lugares de interés como el puerto deportivo, donde hay espacio para 800 embarcaciones de hasta 150 pies. En cambio, en San José del Cabo puede conocerse la antigua Misión Jesuita, conocida como la parroquia de San José, que data de 1730 y el Estero, en el cual destaca la infinita variedad de aves y vida silvestre.

Considerado como uno de los sitios más fascinantes del mundo por mostrar una geografía que combina lo mejor de dos mares de aguas cristalinas y hermosas playas, así como un desierto enmarcado por caprichosas montañas que resaltan su belleza natural, en este destino es posible disfrutar de actividades deportivas y culturales, con opciones de entretenimiento para todos los gustos. Ejemplo de ello son sus rejuvenecedores spas, campos de golf y festivales como el de Cabo del Este Dorado Shoot Out, uno de los torneos de pesca más grandes del sur de Baja California donde participan alrededor de 120 equipos anualmente y cuya edición número 13 se efectuará el 15 de julio.

Otro imán para viajar a Los Cabos es el Festival del Mango y Fiestas del Barrio de San Ignacio de Todos los Santos, que se realiza en el pueblo mágico de Todos Santos. Bajo este marco, a partir del 29 de julio y hasta el 31, se presentan bailes populares, artesanías y muestras gastronómicas con platillos elaborados a base de esta fruta.

Por supuesto, la riqueza del mar de Cortés permite la práctica de actividades acuáticas como es el avistamiento de cinco diferentes especies de ballenas, nado con el tiburón ballena, surf y buceo en el segundo arrecife más importante de México. Para quienes gustan de la pesca deportiva, esta extensión del océano Pacífico ofrece diversidad en la fauna marina, de la que destacan ejemplares como el marlín azul, el rayado, el dorado, el wahoo y el pez vela.

Asimismo, su riqueza natural se ve complementada con instalaciones náuticas y embarcaciones de primer nivel, con dos marinas ubicadas en Puerto Los Cabos y Cabo San Lucas y para quienes gozan al máximo de la adrenalina, en el desierto de Los Cabos experimentarán actividades todoterreno, ya sea en cuatrimotos o vehículos especiales y en las tirolesas que conectan una montaña con otra.

Para disfrutar de su estancia, los viajeros pueden elegir entre un hospedaje con un concepto tradicional o uno moderno y lujoso, gracias a la oferta de sus hoteles que van desde los llamados boutique hasta los de Gran Turismo con paquetes Todo Incluido y, por supuesto, degustar su deliciosa gastronomía que, para algunos, es la mejor.

La prontitud y seguridad para llegar a este paraíso están garantizadas ya que aquí se cuenta con la mejor infraestructura que incluye una moderna carretera a La Paz, capital del estado de Baja California Sur, un Centro Internacional de Convenciones con capacidad para albergar hasta cinco mil personas y un moderno aeropuerto que ofrece conectividad aérea desde las ciudades más importantes de México, Estados Unidos y Canadá.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí