En los años 60, el actor Mario Moreno Cantinflas promovió a San Miguel entre sus amigos de la industria fílmica, lo que trajo un notable cambio en el ambiente del lugar. Declarada desde 1982 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, San Miguel de Allende invita a pasear por sus calles empedradas en las que se respira un ambiente de provincia. Un recorrido por la ciudad puede hacerse en apenas cinco horas, aunque lo más recomendable es caminar con calma por cada calle y cada rincón, para disfrutarlo plenamente. Un buen inicio es la Plaza Principal, desde la cual se impone la Parroquia de San Miguel Arcángel (siglo XVII), cuya fachada estilo neogótico resalta aún más por las luces que la iluminan de noche.

El jardín principal es el lugar de reunión de los lugareños, alrededor del cual lucen antiguas construcciones y bellos portales del siglo XVIII. Al pasar frente a la Presidencia Municipal (1736), llama la atención un cuadro que representa la Constitución del Primer Ayuntamiento del México Independiente. De estilo neoclásico, el Teatro Ángela Peralta es otra construcción de gran belleza, al igual que la Biblioteca Pública y el Templo de San Francisco, enclavado en una pequeña plazuela. Este templo de fachada churrigueresca e interiores neoclásicos, conserva pinturas que ilustran la vida de San Francisco de Asís.

La Casa del Inquisidor, sede del Instituto Allende, es otro de sus atractivos al igual que el Santuario de Atotonilco, en el kilómetro 14 de la carretera San Miguel de Allende-Dolores Hidalgo. Visitado por miles de peregrinos, fue de la sacristía de este lugar donde el cura Miguel Hidalgo tomó el estandarte con la imagen de la Virgen de Guadalupe, mismo que sirvió de bandera al ejército insurgente. Para los aventureros de corazón, una buena opción son los recorridos en bicicleta hasta el Santuario de Atotonilco, pues durante el trayecto se esquivan vacas y burros. Al caer la noche, San Miguel de Allende se transforma en un sitio bohemio y romántico, ideal para disfrutar de una cena a la luz de las velas con música en vivo en alguno de sus restaurantes y bares.

Y en este ambiente se celebra el Festival Internacional de Jazz y Blues, el jueves 22 de diciembre; el domingo 25 en el kiosko se puede disfrutar de la Serenata Dominical; el miércoles 28 de un concierto denominado El sabor de Cuba; y de un tributo a Santana, el jueves 29. Y no faltan la Feria Artesanal y la Fiesta de Fin de Año para despedir el 2016 y esperar el 2017, además de disfrutar de la Fiesta de los Reyes Magos y la corrida de toros de la Insurgencia.

Si se buscan motivos para visitar San Miguel de Allende, uno es el abanico de actividades decembrinas que se ofrecen, como conciertos y exposiciones.

Para llegar en autobús: * Central de Autobuses del Norte, Avenida de los Cien Metros 4907, Magdalena de las Salinas, 5587-1552; líneas Primera Plus Flecha Amarilla, 55587-5200; ETN, Enlaces Terrestres Nacionales, 5567-9466; Omnibus de México, 5368-7402 y 5535-9008.

Informes Secretaría de Turismo de San Miguel de Allende, 01 (415) 152-0900 y 01 (800) 714-1086; Web

COMPARTIR
Artículo anteriorbelleza inesperada
Artículo siguienteel caos y el orden

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí