“Cuando supe que uno de mis hijos es homosexual, para mí fue lo peor, pues odiaba a todos los maricones; incluso en un festival vi a dos tomarse de la mano y los golpeé e insulté, y así también lo hacía con toda la gente que no era como yo. Esta noticia me hizo cambiar por completo, comencé a temer que en la calle hubiera otro idiota como yo haciendo lo mismo con mi hijo”.

Este es uno de los testimonios que se pueden encontrar en el recorrido por la exposición LGBT + Identidad, amor y sexualidad que busca habilitar el acceso al tema de la diversidad, romper mitos y lograr que quienes visiten la muestra ocupen “los zapatos del otro”.

La muestra que se presenta en el Museo Memoria y Tolerancia, es una experiencia emotiva que echa por tierra mitos como aquel de que un homosexual es producto de una madre dominante y un padre débil, y reafirma que la homosexualidad no es una enfermedad mental y que la orientación sexual no es una elección.

Ofrece datos alarmantes como el que señala que en 2017 México ocupó el segundo lugar en crímenes por homofobia, superado tan solo por Brasil pero que en años anteriores llegó a alcanzar el primer lugar.

Pero también da información esperanzadora como el hecho de que México se encuentre entre los únicos 9 países en el mundo que contemplan la no discriminación por razones de orientación sexual en sus constituciones.

Toca temas sensibles y hasta ríspidos como el de los heterosexuales que tienen relaciones con transexuales sin asumirlas por cuestiones sociales y aborda el camino que se ha tenido que seguir a lo largo de la historia de la humanidad para obtener respeto y tolerancia por la diversidad en México y el mundo.

El montaje que se divide en seis salas, se apoya en diferentes instalaciones y piezas interactivas que sensibilizan al visitante tales como La auto-definición, el proceso más difícil, donde el público al cruzar una puerta de pronto se encuentra inmerso en el conflicto existencial que puede generarle a una persona esa autodefinición a nivel emocional, físico, psicológico y anímico.

Proceso que no termina cuando se acepta, porque una vez que sale del clóset como coloquialmente se dice, se enfrenta a la intolerancia y los vacíos sociales y legales para este grupo. En este apartado, titulado ¿Qué se encuentra al salir del clóset?, el público escucha y lee los testimonios de tantas personas que no puede evitar establecer empatía con quienes comparten sus vivencias.

Una exposición didáctica, interactiva, pero sobre todo muy emotiva. Después de recorrerla, la percepción sobre esta problemática –en torno a la cual falta mucho por decir y hacer– seguramente habrá cambiado.

LGBT + IDENTIDAD, AMOR Y SEXUALIDAD. Museo Memoria y Tolerancia, Plaza Juárez, frente a la Alameda Central, Centro Histórico. Martes a viernes, 9:00 a 18:00; sábado, domingo y días festivos, 10:00 a 19:00 horas. Admisión $30. Cierra mayo. (CENTRO)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí