Exposición que recapitula los últimos 20 años de trabajo del creador suizo a través de 14 proyectos representados en modelos arquitectónicos de yeso en una escala de 1:33, acompañados de dibujos e imágenes.

Desde que fundó su oficina en 1996, el arquitecto ha atraído las miradas de los círculos de arquitectos nacionales e internacionales por su propuesta que ha cobrado importancia por la intensidad, precisión, la pureza de sus formas, materiales e iluminación. Miquel Adrià, organizador de Mextrópoli: Primer Festival Internacional de Arquitectura y Ciudad, describió a Olgiati como un arquitecto absolutamente original, en el sentido más etimológico de la palabra.

“Es original en el sentido que va al origen de la forma casi canónica de lo que es la arquitectura, hace ejercicios endógenos y ensimismados que no necesariamente responden a modas ni a tendencias. No le interesa la política, ni la respuesta de la arquitectura a su contexto”.

Agregó que la obra del suizo arquitecto se distingue por la pureza de la forma, del material, de la luz y de la experiencia estética y que se podría criticar por su tipo de construcción, ya que se caracteriza por colocar columnas y trabes en exteriores y no en el interior como es de manera común.Entre las maquetas de construcciones que se pueden apreciar en las salas están la Escuela en Paspels, la Casa Amarilla, la Villa Alem, la casa para un sacerdote, la Casa La Mas y el Centro de Visitantes del Parque Nacional Suizo.

ANTIGUO COLEGIO DE SAN ILDEFONSO, Justo Sierra 16, Centro Histórico. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Cierra 17 de junio. Admisión general $50. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí