Esta vez, la vida y el cumplimento de mis labores me llevaron al elegante edificio de la calle de Correo Mayor número 11. Para acceder a él, caminé...
Hola a todos los amables lectores. Muy feliz año, que los Reyes les hayan traído todo lo que pidieron, y que todos empecemos a perder la línea curva que a muchos nos define después de las francachelas decembrinas... Que sea un año...
¡Qué llover! Aquel día, el cielo se cayó y esta metrópoli volvió a ser anfibia, “la Venecia de América”. Y es que la Ciudad de México tiene un pasado...
error: Contenido protegido por derechos autora les