Esta semana se estrena Rebeldes de Altura, comedia mexicana dirigida por Sergio Sánchez Suárez y protagonizada por Luis Arrieta, Oswaldo Zarate, Javier Rivera, Carla Nieto, entre otros.

En ella, un joven: “Mich” (Arrieta), secuestra un avión junto a sus amigos para exigir la liberación de sus colegas -disidentes estudiantiles- y de la chica de la que esta enamorado: “Beatriz” (Carla Nieto).

La cinta tiene elementos de comedia, acción y de drama -por el contexto sociopolítico que la envuelve- además de que está basada en hechos reales. Platicamos con los actores y con el director sobre su ‘ochentera’ propuesta.¿Qué es más difícil actuar comedia o drama?

Javier Rivera: Sea una comedia o un género distinto, tienes que encontrar la honestidad y el punto de verdad para que puedas estar satisfecho como actor… Yo disfruto mucho la comedia porque me encanta reírme y pasarla bien.
Luis Arrieta: A mi me cuesta más la comedia, me es más fácil entrar al drama; la comedia es más difícil.

Oswaldo Zarate: Yo dos años hice puro drama en obras de teatro. Después empecé a hacer comedia y se me hizo super difícil, porque es muy fácil recurrir al ‘pastelazo’ para tratar de hacerte el chistoso, para crear la risa; pero hacerlo de una manera honesta es más complicado. Y en esta película es lo que se intentó hacer…¿Cómo surge la idea de realizar esta película?

Sergio Sánchez Suárez: En una cena, un señor se puso a platicar que estuvo en un secuestro de unos chicos que no llevaban ni armas para secuestrar un avión… Era tan absurdo y pensamos: ‘tenemos que hacer esa película’, en el género de las heist movies; yo no había visto que se tratara así en México. Me gusta ese tipo de película y dije: ‘¿por qué no nos aventamos a hacer una?’ y la escribimos el 2009, así que ya lleva un rato…¿Cuáles fueron sus referentes de la cultura popular de la época para preparar a sus personajes?
Javier: En mi caso mi papá, que tenia 18 en el 68′; en todo ese mundo de la música, de la ropa siempre tuve muy cercano y la parte que como actor te toca de investigar, que se disfruta mucho.

Oswaldo: Las primeras referencias fueron mis papás, mis tíos, estaba enfocado en el lenguaje, no quería que se me saliera ningún modismo de como hablamos hoy… Había que pensar cómo les hablaban a sus amigos en esa época. Se cuidó el lenguaje y la corporalidad durante toda la película y es muy bonito ver el resultado.

Luis Arrieta: Como a mi personaje le gusta César Costa, vi Papa Soltero como para irme a esa corporalidad; porque hoy en día usamos ropa mucho más holgada, nos hemos vuelto mucho más relajados y estos personajes tenían una corporalidad mucho más estructura, como más cuadrada… Yo sentía que César Costa representaba algo muy específico de los mexicanos que lo seguían, entonces vi cosas de él porque ‘Mich’ es fan de él y de su música, y yo lo traducía en el cuerpo.Hablando de César Costa…  ¿Por qué se eligió a la icónica canción de “La historia de Tommy” como ‘leitmotiv’ de la cinta?

Sánchez Suárez: Cuándo estábamos escribiendo, le hablaba a mis tías para que me pasaran sus discos de cuando estaban chavas y lo que les gustaba.

Mientras escribíamos, veíamos películas y poníamos los discos y el 70% eran de Cesar Costa y Enrique Guzmán; entonces al final un día estaba esa canción y dije ‘esta de pelos incluirla’ (risas).¿Qué le dirían al público para invitarlos a ver Rebeldes de Altura en una cartelera en la que actualmente abundan las comedias nacionales?

Luis Arrieta: Últimamente hemos contado historias similares en la comedia mexicana, y esta historia es distinta. Habla sobre la camaradería, está basada en hechos reales, tiene tintes de acción, incluye la comedia clásica del caos, comedia de enredos… Dentro de lo que se ha hecho últimamente en el producto nacional, esta comedia sí es distinta y a todos siempre nos gustará que nos sorprendan con productos diferentes…

 

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

20 + 7 =