Sería difícil describir Avengers: Endgame con una sinopsis; así que para evitar spoilers, la mejor manera de resumir la entrega número 22 del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) es así: es la culminación de todas las películas de un universo que inició en 2008 y cuya tercera fase termina con este filme.

En esta entrega se hace referencia a cada una de las cintas anteriores, por lo que entre más se hayan visto, mejor se comprenderá esta.

En términos de estructura y desarrollo de trama y personajes, Avengers: Endgame es más comparable a un capítulo (o quizá a más de un episodio) de una serie. Más específicamente, el final de temporada, o incluso, de la serie misma; ese es justo uno de sus más grandes aciertos.

Aunque seguirán produciéndose más entregas de este universo (Spider-Man: Lejos de casa se estrena este mismo verano), Endgame deja al espectador satisfecho con el tiempo que pasó con estos personajes, culminando las diversas historias de maneras satisfactorias y dejando además la puerta abierta para que el universo continúe.

La última vez que vimos a estos héroes, en Avergers: Infinity War, acababan de enfrentar a Thanos (Josh Brolin), quien acabó con la mitad del universo y parte de Los Vengadores, quienes se reúnen nuevamente para intentar completar una nueva misión.

Esta cinta resulta la entrega más larga del MCU (tres horas con dos minutos, incluyendo créditos), una duración que por momentos se siente excesiva, aunque a la vez ofrece la oportunidad de ver interacciones que para la audiencia serán importantes (cada espectador tiene sus preferencias en cuanto a los personajes y las relaciones establecidas en este universo), así como probar nuevas interacciones para el futuro.

El sentido del humor al que nos llegamos a acostumbrar, e incluso encariñar a lo largo de estas aventuras, continúa muy presente. No obstante, puede sentirse que rompe con el tono épico de las peleas y le quita algo de peso a todo lo que está en juego.

Los directores Joe y Anthony Russo (quienes han dirigido 4 de las 22 entregas del MCU) han aprendido cómo darles peso a cada personaje (estos hermanos eran conocidos por dirigir series de comedia como Arrested Development y Community). Es por esto que, aunque por momentos la trama pueda sentirse complicada y requiera saltos de lógica, como espectadores estamos conscientes de que la razón principal para ver estas películas son esos héroes; específicamente, los interpretados por Robert Downey Jr, Chris Evans, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Mark Ruffalo, Jeremy Renner y el resto de este gigante elenco.

Los seguidores del MCU han pasado mucho tiempo con estos personajes y esta entrega sabe darles su recompensa a través de interacciones sorprendentes, relaciones duraderas, y decenas de detalles y easter eggs (elementos de una película que obtienen otro significado en una cinta posterior), además de ese sentimiento que inspira a querer ser un héroe…

Estos pesonajes nos dan la esperanza que nosotros -con todas nuestras debilidades-, podemos ser héroes, y encontrar nuestra propia familia, con personas que compartan un mismo sueño.

 

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

2 + 19 =