Cuando se es padre, duele mirar a un hijo y encontrar a alguien que no reconoces; y como hijo, duele mirar a un padre y notar decepción y dolor en sus ojos cuando ve en lo que te has convertido. Beautiful Boy: siempre serás mi hijo resulta una crónica de esta experiencia.Basada en las memorias de David y Nic Sheff (“Beautiful Boy” y “Tweak”, respectivamente) la trama de la cinta que tuvo su estreno en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), se enfoca en la relación entre un padre: David (interpretado por Steve Carell) y su hijo Nic (interpretado por Timothée Chalamet).

La cinta abre con David consultando a un médico para intentar obtener información sobre la droga a la que su hijo Nic se ha vuelto adicto: las metanfetaminas. A partir de esta escena, se muestra, en desorden (como si David estuviera armando un rompecabezas con sus recuerdos) la relación entre Nic y David antes de la adicción (incluyendo muchas escenas de Nic de niño); y posteriormente, cómo las drogas empezaron a consumir su vida.

La primera mitad de la película favorece el punto de vista de David, y la segunda mitad se enfoca más en Nic y su lucha (esta mitad se muestra en secuencia); incluyendo su incomodidad y autodesprecio cuando pasa tiempo con su familia, y sus comportamientos autodestructivos; y es que lo que está viviendo está ya fuera de sus manos.La estructura que elige el director/coguionista Felix van Groeningen dramatiza de maneras muy contundentes la desorientación que conlleva ser un adicto, y la tragedia de tener que dejar a un lado los recuerdos de quién era tu hijo, para lidiar con lo que es ahora. En ese sentido, una secuencia devastadora muestra a David investigando las metanfetaminas, hablando con un médico, con una adicta que encuentra junto a la puerta de una cafetería e incluso probando las metanfetaminas él mismo (en secuencias como esta, el trabajo del editor Nico Leunen se hace notar).

El inconveniente de esta estructura es que no permite que el espectador conozca más profundamente a David y a Nic; pues se le da más importancia a la adicción, y a sus efectos, que a los personajes.

Sin embargo, el tema conlleva naturalmente a que el público se compadezca por la situación de este padre y su hijo, además de que son interpretados por dos excelentes actores que elevan el material.

Aún así, el guion los defrauda cada que los obliga a decir cosas que se vieron en acción; por ejemplo, Carell muestra que David es una persona que siempre quiere tener el control de cualquier situación y por ello resulta innecesario que Nic se lo diga (cuando el espectador ya lo vio).

Esta reiteración también se hace evidente en las canciones que se eligen para resaltar ciertos momentos; como “Beautiful Boy” de John Lennon, y “Sunrise, Sunset”, del musical El violinista en el tejado.

Pero el elenco cumple su parte y Carell logra mostrar vulnerabilidad y humanidad -como lo hiciera en Pequeña Miss Sunshine (que sigue siendo su mejor actuación hasta la fecha)- y Chalamet, quien obtuvo una nominación al Óscar a sus 22 años (por su papel en Llámame por tu nombre), continúa mostrando su intuición como actor, así como su don por transformarse con cada papel.

Maura Tierney interpreta a Karen, esposa de David y madrastra de Nic, y la figura que aterriza a David; dándole la perspectiva que necesita sobre la enfermedad de Nic y las responsabilidades que tiene hacia sus dos hijos pequeños.

También aparecen Kaitlyn Dever (como un interés romántico de Nic) y Amy Ryan como la mamá de Nic (exesposa de David); dos excelentes actrices que el director lamentablemente no aprovecha, dejándolas con papeles acartonados sin espacio para brillar.Si bien el elenco resulta destacado (Chalamet fue nominado a un Globo de Oro, a un premio del Sindicato de Actores de Estados Unidos, al BAFTA y a varios premios de la crítica por su interpretación de Nic Sheff), en Beautiful Boy: siempre serás mi hijo hacen falta matices al tono y oportunidades para conocer a estos personajes más allá de la situación en la que se encuentran sumergidos.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

dieciocho − quince =