Con una generosidad infinita, eterna paciencia y buen humor, Guillermo Del Toro, realizó tres Master Classes en el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) en las que habló con jóvenes entusiastas y estudiantes sobre cine.

Aunque inicialmente sólo habría una clase, luego de que ésta se agotara en minutos, el propio Del Toro anunció otra y posteriormente una tercera, que se realizó el domingo en el Auditorio Telmex -con capacidad para casi 9 mil personas- que abarrotaron el recinto.“El oficio del director es orquestar la adversidad para crear lo que necesitas”, compartió el mexicano en una de las pláticas.

El ganador del Oscar habló además sobre diseño sonoro, sobre arte, y sobre el papel de la música en una película, pero también explicó cómo al escribir se tiene que entender a todos los personajes (incluidos los villanos).Abordó igualmente la pregunta de cómo son las juntas con un estudio y cómo muchas veces a él le negaron oportunidades; por ejemplo, en El Laberinto del Fauno, que fue rechazada por todos los estudios en Estados Unidos.

‘El obstáculo es el camino’, recordó a los soñadores.

Del Toro recordó también sus orígenes, y cómo el contexto en que empezó a hacer cine en su país era complejo.

“El deseo siempre ha sido no sólo crear cine, sino promover. Nosotros venimos de una generación que nació de un momento profundamente adverso del cine mexicano; no nada más difícil, sino antagónico al más alto nivel. Había un propósito de que el cine mexicano no existiera.

“En ese contexto había dos caminos: rendirse, o lanzarse, y nos decidimos lanzar”, recordó.Otorgará una beca de cine

Para quienes aspiran a dedicarse a la industria cinematográfica, Del Toro recomendó hacer cine con sus compañeros, con todas las herramientas que ahora existen, además de ver mucho cine.Paralelamente, para apoyar la formación de jóvenes cineastas, Del Toro anunció, en conjunto con la Fundación Mary Street Jenkins, El FICG y la Fundación Universidad de Guadalajara, A.C., la Beca Internacional de Cine Jenkins – del Toro; que se otorgará cada año por un monto de hasta 60 mil dólares anuales.La beca tendrá el objetivo de formar profesionales del cine en instituciones extranjeras de excelencia y cubrirá el costo de las colegiaturas hasta el final de la carrera (sea licenciatura o maestría); la estancia, manutención, vuelos para trasladarse desde su ciudad de origen, seguro de gastos médicos y de vida y una cantidad fija para solventar gastos para libros y materiales de estudio. Todo a condición de que el becario – el premiado – mantenga los estándares de excelencia establecidos como requisito de la Beca.

La convocatoria será diseñada y aprobada por el Jurado que se integre para el otorgamiento de la Beca y se anunciará al ganador en el marco del festival cada año.

“El objetivo de la beca, y de que yo siga produciendo en México, es porque creo que lo que se queda de uno, es lo que entregas a quienes vienes detrás; es lo que realmente se queda.

“Si cambias una vida, cambias una generación”, enfatizó.Ganar el Oscar

Del Toro llevó a Guadalajara a sus ‘gemelitos’ como cariñosamente apoda ahora los dos Óscar que obtuvo por mejor director y mejor película por La Forma del Agua.

“(El Oscar) Llegó en un momento muy hermoso. Fue muy conmovedor. Para mí significa un momento de mucha paz.

“Felipe Cazals (el director de cine) me dijo algo muy bonito en Morelia: ‘En La Forma del Agua, es la primera vez que exhalas’, y es verdad. Me da gusto que esto haya pasado a los 53 años cuando tengo tanta paz; en otro momento te puede volver loco, a los 53 ya no. Lo que dije el Oscar es verdad: abrimos una puerta y vámonos para adentro”.

Traerá a casa sus ‘monstruos’

La muestra Guillermo del Toro: en casa con Monstruos, exhibición de más de 500 objetos creados o coleccionados por el director desde su infancia, llegará a su ciudad natal: Guadalajara, en Marzo de 2019 al Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (MUSA).

“La muestra no tiene como objetivo hablar de mis películas, sino mostrar las diferentes influencias, las diferentes formas narrativas de arte que han creado una forma de imaginación muy particular.

“Deseo que la gente joven legitímese esas líneas narrativas de una cultura que está viva. En los museos no sólo existe el arte muerto, sino el vivo”, explicó Del Toro.

La exposición que se presentó por primera vez en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA) en 2016, para después trasladarse al Instituto de Arte de Minneapolis (MIA) y luego a la Galería de Arte de Ontario (GAO) en Toronto; será curada en México por Eugenio Caballero, director de arte con quien el realizador colaboró en El Laberinto del Fauno.

La inauguración de la exposición se realizará en el marco del FICG del próximo año y se prolongará hasta julio de 2019, para luego trasladarse a un museo por definir en CDMX.

2018, un año de preparación

Por el momento, Del Toro dijo que este año se dedicará a producir, no a dirigir, y que además de preparar proyectos personales realizará un documental con una serie de entrevistas a directores de cine.

“La idea nació de volver a verbalizar el contenido no argumental, no literario, sino puramente audiovisual del cine como forma narrativa. Cuando un director entrevista a otro director, la discusión va más allá de lo literario y se aboca a lo que genera la emoción a nivel cinematográfico: la imagen y el sonido”.

En la primera parte Del Toro entrevistará a George Miller, Ridley Scott y Michael Mann.

Y como para el tercer director mexicano en ganar el Oscar en los últimos 5 años, es importante volver a filmar en su país, contó que próximamente preparará un proyecto, que como ha dicho anteriormente, podría ser sobre luchadores.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí