La fiesta antes de los Óscar…

El Globo de Oro es un galardón que reconoce lo mejor del cine y la televisión, otorgado por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (Hollywood Foreign Press Association, HFPA). Este organismo fue conformado por 93 periodistas en 1944 y desde entonces se ha convertido en la segunda entrega de premios de la industria más esperada (después de los Óscar, por supuesto). Se le considera más relajada pues incluye un banquete en el que las estrellas nominadas crean un ambiente más festivo (y con barra libre).

A diferencia de los Óscar, los Globos de Oro tienen dos categorías para Mejor Película: De Comedia o Musical y De Drama. Es por ello que varios filmes o actores que típicamente no se encontrarían incluidos en las nominaciones a los Óscar, sí son considerados aquí.

Los premios de Mejor Actor y Mejor Actriz también están subdivididas en estas dos ternas, mientras que el resto de las categorías (Mejor Director, Mejor Guión, Mejor Actor de Reparto, Mejor Actriz de Reparto, Mejor Canción, Mejor Partitura Original, Mejor Película Animada y Mejor Película Extranjera) no se dividen.

Este año que la ceremonia cumple tres cuartos de siglo, la cinta más nominada es La forma del agua (The Shape of Water), del director mexicano Guillermo del Toro (el único de los “tres amigos”: Alejandro G. Iñárritu, Alfonso Cuarón y del Toro), que aún no ha ganado el Óscar como Mejor Director, pero esto podría cambiar este año.

La forma del agua es una historia de amor entre una conserje de limpieza muda y una criatura submarina. La cinta cuenta con siete nominaciones, incluyendo Mejor Película de Drama, Actriz de Drama (Sally Hawkins) y Mejor Director para Guillermo del Toro. Competirá como Mejor Drama con Call Me By Your Name, de Luca Guadagnino, un relato de amor entre un adolescente y un estudiante que pasa con él y su familia un verano; Dunkerque (Dunkirk), de Christopher Nolan, que muestra la evacuación de la playa que le da el título al filme ubicado en la Segunda Guerra Mundial (desde tres puntos de vista); The Post, de Steven Spielberg, la historia del periódico que descubrió los archivos del Pentágono durante los años 70 (protagonizan Tom Hanks y Meryl Streep, ambos ganadores de múltiples Óscar y Globos de Oro) y finalmente Tres anuncios por un crimen (Three Billboards outside Ebbing, Missouri), del dramaturgo y cineasta irlandés Martin McDonagh (Escondidos en Brujas), que muestra a una madre (Frances McDormand) que pone tres anuncios para buscar una reacción en la policía local, la cual no ha resuelto el asesinato de su hija.

La categoría de Mejor Película Comedia o Musical tiende a considerarse menos “prestigiosa”, pues estos trabajos fílmicos rara vez se llevan el Óscar, aunque en los últimos años, la Academia ha premiado más dramedies, que en los Globos se clasifican como comedias. En ese sentido, por lo menos una de este ‘género’ es nominada como Mejor Película en los Óscar, incluso algunas han ganado (ejemplos: Chicago, Shakespeare apasionado o Birdman).

Una de las mayores críticas de los Globos de Oro en los últimos años han sido sus definiciones del término “comedia”, ya que tienden a nominar filmes que transitan una línea muy delgada entre lo que se considera “divertido” y lo “dramático”. Un ejemplo reciente fue Misión rescate (The Martian), que ganó Mejor Película de Comedia o Musical hace dos años, a pesar de que se trata de un astronauta varado en Marte que necesita ser rescatado (Matt Damon, la estrella de la cinta, dijo el año pasado que el hecho de que él se llevara el galardón por Mejor Actor de Comedia o Musical fue más cómico que cualquier otra cosa de la historia).

Este año, las nominadas como Mejor Comedia o Musical son: The Disaster Artist, obra maestra (The Disaster Artist) en la que James Franco interpreta a Tommy Wiseau, el director de The Room –considerada una de las mejores-peores películas de este milenio–; ¡Huye! (Get Out), un híbrido comedia-terror del cineasta Jordan Peele sobre un joven negro que va a conocer a los familiares de su novia blanca, quienes resultan ser más siniestros de lo que parecen; El Gran Showman (The Greatest Showman), la nominación “musical” del año en la que Hugh Jackman da vida a P.T. Barnum, el creador del circo Barnum & Bailey; Yo, Tonya (I, Tonya), una cinta biográfica contada como una burla a los documentales y que muestra la versión de Tonya Harding, la patinadora olímpica envuelta en el escándalo con Nancy Kerrigan, y Lady Bird, de Greta Gerwig, que se enfoca en el último año de preparatoria de Christine “Lady Bird” McPherson, encarnada por la magnética Saoirse Ronan (si quieren saber cómo pronunciar su nombre, vean su monólogo de Saturday Night Live).

No te pierdas a los ganadores y sus discursos en la ceremonia de los Globos de Oro, que se llevará a cabo este domingo 7 de enero y que será conducida por el cómico Seth Meyers, veterano de Saturday Night Live.

En México se transmitirá a través de TNT a las 17:00 horas y la alfombra roja será conducida por Liza Echeverría y Axel Kuschevatzky.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

4 × cuatro =