A primera vista, La Noche de las Nerds (Booksmart) parece una versión femenina de Súper Cool (Superbad), cinta de 2007 protagonizada por Jonah Hill y Michael Cera (incluso, una de las protagonistas de esta película: Beanie Feldstein, es la hermana menor de Jonah), pero esta comedia le da un giro a la fórmula pues la presenta desde un punto de vista único.

Molly (Feldstein) y Amy (Kaitlyn Dever) han sido mejores amigas desde chicas y están a un día de graduarse de la preparatoria. Ambas pasaron todo el bachillerato estudiando y obteniendo las mejores calificaciones para asegurar su futuro en buenas universidades; pero a un día de graduarse, hacen conciencia sobre todas las experiencias que se perdieron por evitar las fiestas y eventos sociales. Ahora tienen solamente una noche para vivirlas, así que deciden romper las reglas y asistir a una fiesta.

La estructura sin duda es reconocible, pero el punto de vista femenino y el enfoque en las expectativas que tiene la sociedad sobre ciertas personas, es lo que hace a esta cinta algo redondo y conmovedor; además de que siempre logra mantener el humor.

Otro gran acierto son los dos personajes principales (con dos excelentes actrices interpretándolas con una química impecable): Molly y Amy son la clase de chavas que el público está acostumbrado a percibir como “incomprendidas”, por lo que se tiende a simpatizar naturalmente con ellas.

El guion de Sarah Haskins, Emily Halpern, Susanna Fogel y Katie Silberman está consciente de esto y lo aprovecha para crear mujeres complejas que no necesariamente son las más agradables; Molly en particular es una persona difícil: se la pasa juzgando a los demás y creyéndose mejor que todos (en una de las mejores secuencias de la película, se entera que los compañeros que ella consideraba “idiotas”, irán también a muy buenas universidades).

El cine comercial suele tener protagonistas demasiado perfectos, por lo que es refrescante encontrarnos con una que tiene un arco dramático tan contundente (una chava pretenciosa que se siente juzgada por el mundo, se da cuenta que ella es la que juzga).

A la par, Amy es una joven que finge estar cómoda con quien es (feminista y abiertamente lesbiana), pero que esconde inseguridades que derivan en que sea muy pasiva en su amistad con Molly y en que nunca haya tenido una experiencia sexual.

En su debut como directora, la actriz Olivia Wilde se enfoca no solo en estas dos protagonistas, sino en el mundo alrededor de ellas; uno con el que se han estado relacionando a distancia, y que eventualmente irán descubriendo no es lo que pensaban.

Wilde mantiene el ritmo ligero mientras Molly y Amy van de un lugar a otro en busca de fiesta; ya sea en un yate con una compañera que siempre está drogada (Billie Lourd, la hija de Carrie Fisher, robándose cada escena en la que aparece), o encontrándose a su director de escuela (Jason Sudeikis) manejando uno de los Lyfts (marca parecida a Uber) que toman durante la noche.

Lo inteligente de esta comedia es que apoya los viajes emocionales de los personajes, humillándolas de la manera en la que un adolescente se sentiría avergonzado, y complementando con elementos entrañables (Lisa Kudrow, de Friendstiene un cameo muy simpático como la mamá de Amy, quien es conservadora, pero intenta apoyar a su hija).

La Noche de las Nerds es de las comedias que necesitamos ver más en el cine: una que nos hace reír no solamente porque intenta divertirnos con las situaciones que nos presenta, sino porque muestra elementos con los que todo podemos identificarnos.

Calificación de la Película

¡Sé el primero en calificar! Califícalo

Califícalo

4.5

Puntaje de autor

0

Aun no se a calificado Puntaje:

Resumen:

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

10 − 6 =