Cuando Ruth Bader Ginsburg (RBG) entró a Harvard, había alrededor de 500 hombres y solamente 9 mujeres; los profesores y autoridades escolares no les tenían fe y ellas tenían que esforzarse el doble. Pese a las dificultades, y a tener que atravesar a la par la enfermedad de su marido, Ruth se graduó como la mejor de su clase. Ni con estos honores pudo conseguir empleo para ejercer como abogada.Años después, cuando trabajaba como maestra, tuvo la oportunidad de defender un caso de discriminación contra un hombre (conocido como Moritz v. Commissioner); uno de los primeros pasos que dio en la batalla legal por la igualdad entre hombres y mujeres. Posteriormente lideraría seis de los principales casos ante la Corte Suprema de Estados Unidos (ganó cinco).

Tras una carrera impecable, en 1993 fue nombrada como Jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos por el Presidente Bill Clinton; fue la segunda mujer en recibir este honor. Mujeres como Ruth trazaron el camino para que otras pudieran ejercer leyes.

La Voz de la Igualdad (On the Basis of Sex) muestra una parte de la vida de esta admirable jurista estadounidense que se ha vuelto un ícono, además de símbolo de resistencia y justicia​.RBG ha dedicado su vida a la lucha por la igualdad legal de género; con ideas como que una mujer -con calificaciones y experiencia similares- debería ganar lo mismo que su contraparte; en lo que coincide la actriz que la interpreta: Felicity Jones.

“Creo que debe haber transparencia”, explica Jones en entrevista. “Lo que he descubierto en mi industria es que en la medida en que se abra la información, y se revele lo que gana cada uno, puede conseguirse un panorama más justo”.

Para la también actriz de Rogue One: A Star Wars Story y The Theory of Everything, las mujeres están lejos de ser ‘el sexo débil’.

“Hoy hay una mayor consciencia de no infundir estereotipos, como el enseñarles a las niñas que son débiles. Cuando las mujeres se sienten empoderadas en el trabajo, pueden transmitirle esos a sus hijas. Y lo mismo los hombres, se trata de cambiar la percepción”, considera.

La película tiene lugar entre los cincuentas y sesenta; periodo que la actriz disfrutó recrear.“Fue fantástico, porque en los cincuenta vemos cómo Ruth creció en un tiempo en el que todo era estructurado para las mujeres; se trataba de verse bien. En cambio, en los setenta con el movimiento feminista, las mujeres tuvieron más libertades, y una mayor voz”.

Para quien en 2016 recibió el BAFTA Britannia Award como Artista Británico del Año, otra de las formas de lograr cambios importantes, es fomentar el diálogo.

“El cambio empieza con pequeñas metas, pequeñas conversaciones; con hablar con gente con la que normalmente no hablarías, con no estar aislados sino restaurar el sentido de comunidad”.

Y a más de 60 años de distancia -tiempo en el que Ruth estudió la Universidad- no queda más que las mujeres sigan luchando, desde sus trincheras, por un mundo más equitativo.

“(Debemos pelear) Por el derecho a ser tú misma; lo que eso signifique para cada uno. Para que la política lo permita y las cosas mejoren”, finalizó la actriz que próximamente aparecerá en The Aeronauts.

DATOS CURIOSOS

  • Aunque La Voz de la Igualdad tiene lugar en Nueva York, la película fue filmada en Montreal.
  • El tema “Here Comes the Change”, interpretado por Kesha, fue escrito especialmente para la película.
  • Si bien ésta es una película ficticia, el guión fue escrito por el sobrino de RBG en la vida real: Daniel Stiepleman.
  • Ruth vio la película y la aprobó; además de que destacó que Felicity lograra transformar su acento británico en neoyorquino.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

1 × 2 =