Camila Pérez-Meyer es una joven de familia adinerada cuya única preocupación es divertirse y comprar, sin importarle las consecuencias. Camila no se toma nada en serio; hasta que una noche se descontrola y termina protagonizando un infame video en el que es apodada como ‘Lady Jocho’.

Tras viralizarse esta muestra de su enorme prepotencia, y en vista de que no cambia su mal comportamiento, los padres de Camila optan por darle una lección: dejarla como una empleada más en su rancho y atendiéndose a las reglas, incluida la principal: ‘para comer, hay que trabajar’.

Es así que la falta de humildad, sus nulas capacidades y su alto apego a las cosas materiales; dificultarán que Camila -ahora ‘Lady Rancho’- pueda encontrar sentido a su vacía existencia.

La película dirigida por Rafael Montero, y la nueva apuesta de Corazón Films, resulta una comedia liviana que pondrá a reír, y probablemente, a reflexionar sobre el sentido del trabajo, la empatía y el valor de las cosas.

La trama lleva por momentos muy divertidos; pues los ocasionales traspiés que sufre la orgullosa Camila provocarán las carcajadas, pero a la par, su incipiente relación con los empleados del rancho se vuelve muy entrañable.La película representa además una gran plataforma para Danae Reynaud, joven que ha participado en proyectos como Los Herederos, Los Adioses, Princesa, una historia verdadera y la serie Falco, y quien aquí se complementa con actores veteranos como Juan Carlos Colombo, Azela Robinson, Delia Casanova y Jorge Victoria.

Lady Rancho tiene como protagonista a una joven que creía tenerlo todo y que en realidad no tenía nada. Una ‘Lady’ que crece, madura, se responsabiliza y en el proceso, descubre el verdadero significado de la vida…

Entrevista con las protagonistas…

por Isaac Richter

En la nueva creación del veterano director mexicano Rafael Montero (Cilantro y perejil, Crimen perfecto, Rumbos paralelos), se manejan los golpes dramáticos que uno espera de una cinta como esta; utilizando símbolos y estereotipos de la sociedad mexicana, que le dan frescura a esta cinta que resulta ser amena y conmovedora.Platicamos con Danaé Reynaud, Constanza Andrade (quien interpreta a ‘Andy’, la mejor amiga de Camila) y Renata Vaca (quien da vida a ‘Beatriz’, una jovencita que se convierte en amiga y apoyo de Camila en su estadía en el rancho). Esto fue lo que nos compartieron.

Camila es un personaje que existe en la sociedad mexicana; me gustaría conocer tu viaje con este personaje, ¿cómo la construiste y qué tanto conectas con ella?

Danae Reynaud: Todos conocemos a una Camila, si no es que a varias, o lugares donde uno conoce lo que les importa o cómo se mueven o el tipo de fiestas a las que van y cuáles son sus referencias. A Camila la traté de construir, primero, desde afuera para adentro, porque así creo que es como funciona tanto en la película como en el guion, y también la traté de construir sin ningún juicio, tratando de indagar más allá de la forma como habla y todas estas cosas que la rodean y hacen demasiado ruido; que hacen que ella no sea la versión más linda de sí misma.

Más allá de eso, encontrar las cosas más humanas que la hacen poder conectarse con su entorno y con las personas, y así humanizarse un poco y entrar en contacto con el mundo real, ya que aunque ella piensa que está muy conectada, está muy aislada, en un universo de ostentosidades que no son la realidad de la mayoría en este país. Intenté ser empática con ella y verla desde un punto de vista más humano.Se me hizo interesante que el primer bloque de la película tiene un tono algo agresivo…

Constanza Andrade: Como actrices, lo que buscamos es ser empáticas con todas las personas y con todas las historias, porque somos contadoras de historias; entonces entrar ahí y ser esos personajes nos permitió entrar en un lugar muy obscuro donde nosotras somos ‘el mundo’ y los demás no importan. Mientras yo esté bien, todo está bien. Fue divertido estar en estos personajes, pero me acuerdo llegar a mi casa y decir: “no puede ser que estas personas en verdad piensen eso y de verdad hablen así”, porque sí pasa y no solamente en ese estrato social, sino en todos. Fue interesante explorar eso.

Danae Reynaud: Es como abrir la ventana; decir lo que esta persona diría, seguido por esta risa nerviosa en la que no te crees que acabas de decir eso; pero al final sí está dentro de nuestros inconscientes y sí podemos llegar a decir cosas políticamente incorrectas. Echarse ese clavado es darse cuenta de que todos tenemos a esa persona juzgona adentro.Ahora quisiera hablar de Beatriz, un personaje hermoso por todo lo que le enseña a Camila a lo largo de la película. Beatriz lo tiene internalizado desde toda su vida, y una vez que ella aparece la película tiene un ritmo más caluroso…

Renata Vaca: Algo que me parece muy bonito de Beatriz, hablando de esta onda de juzgar, es que ella no lo tiene; porque está tan cercana de la naturaleza y los animales -que son tan grandes maestros- que justo no tiene esta onda de juzgar a la gente, simplemente toma las cosas como vienen. Algo que hace Beatriz, es subirle las fibras a ciertas cosas en Camila -que ella ya tiene-, ya que no es una mala persona, simplemente es producto de la vida que estaba llevando y que la obligaba a tener esa máscara. Con Beatriz me encuentro en que es una soñadora que siempre ve el lado bonito de las cosas.

 ¿Me podrían contar alguna anécdota de cómo fue filmar en ese rancho?

Danae Reynaud: Una muy graciosa, no me acuerdo por qué, pero había un tendedero con ropa y de repente estábamos filmando por ahí y vimos un venado que tenía un pantalón de pijama en el cuerno y eso fue muy gracioso y tenía sentido. Esa fue una imagen muy divertida.

Renata Vaca: Ordeñar vacas es muy cotorro; es muy chistoso sentir una ubre y enfrentarse a esto de que de repente la vaca estaba estresada y tenías que tranquilizarla, o una araña que agarrabas, o los venados que siempre hacían ruido y lanzaban miradas de muerte.

Ahora que el público va a ver Lady Rancho, ¿con qué esperan que se queden los espectadores?

Renata Vaca: Que todos somos lo mismo, sin importar la clase social o las máscaras que tengamos.

Danae Reynaud: Dense chance de ver cine mexicano de todos los tipos; tanto comedia como drama; comercial o independiente. Las historias siempre son las mismas, pero intentamos contarlas de maneras distintas y con personas distintas; entonces dense la oportunidad.

Constanza Andrade: Y así como el cine mexicano, nosotros, a pesar de nuestros tropezones, también podemos mejorar y tener otra oportunidad; así que vayan a verla.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

cinco × cinco =