En 1994, el Rey León se convirtió en una de las películas animadas más taquilleras de la historia, pero también, una historia que se quedaría en los corazones de millones de personas.

Este fin de semana llega al cine la nueva versión de este clásico; una película en la que los animales fueron recreados con la última tecnología digital, y que cuenta en su versión en inglés con las voces de Donald Glover, Beyoncé, Seth Rogen, Billy Eichner y Chiwetel Ejiofor, y en español con Carlos Rivera y Fela Domínguez como los protagonistas.

El director de esta nueva película: Jon Favreau, estuvo en México para compartir su experiencia trabajando en este proyecto.

‘Todos estamos conectados’

Una de las principales enseñanzas de El Rey León, es que todos los seres vivos estamos unidos en un gran ciclo de la vida.

“Todos estamos conectados y éste es un mensaje especialmente importante para las generaciones más jóvenes; y estas películas (las nuevas versiones), son para esas nuevas generaciones”, apuntó el director en entrevista.

Además de la sorprendente secuencia inicial, en esta película esa misma idea se refuerza cuando Mufasa le dice a Simba que la naturaleza no le pertenece a nadie, pero es nuestra para proteger.

“Esa idea creo que abarca muchas cosas, no sólo el medio ambiente”, explica Favreau. “Cuando eres chico te sientes pequeño y quieres sentirte grande; y así como lo dice Mufasa, cuando creces entiendes que tú deber es proteger. Como padre de familia, como jefe en una oficina, o como ciudadano, debemos cuidar lo que nos rodea.

“Respecto al medio ambiente, nos corresponde a todos cuidarlo pues éste es finito y no podemos regresar el tiempo. Es nuestro trabajo dejar el mundo igual o mejor de lo que lo encontramos”.

Recreando África, y a los personajes

Una de las intenciones principales de Favreau en esta película era recrear África, y a los animales, de manera realista; un estilo al que él se refiere como naturalista. Esto fue un enorme desafío, dado que en la versión original algunos personajes tenían rasgos fantasiosos.

“Los colores en África no son como los de las películas, en esta cinta la secuencia más difícil fue ‘Yo Quisiera ya ser el Rey’ porque es casi una secuencia de fantasía; hay animales trepados unos en otros y en esta película no podíamos hacer eso sin comprometer el look naturalista; así que lo que hicimos fue usar a los otros animales para crear el ambiente y que rodearan a los pequeños leones”, detalla el director.

La intención de Favreau y su equipo era conservar la energía y estética de la cinta original, pero empleando ahora las nuevas herramientas tecnológicas.

“Cuando hicimos El Libro de la Selvaempleamos la tecnología que se usó en Avatar: motioncapture, pero al final de esa película nos dimos cuenta de que había una gran demanda de tecnología VR (realidad virtual); podías comprar cosas en la tienda, como Oculus, para inmersarte en otra realidad.

“En El Rey Leónutilizamos mucha tecnología que había avanzado gracias a los videojuegos y a la realidad virtual. Básicamente diseñamos un juego de realidad virtual para muchos jugadores y construimos ahí la película. Esa tecnología no existía antes”, agrega.

Un toque fresco para los personajes

Sin duda, varios de los personajes de El Rey León se volvieron icónicos, especialmente Timón y Pumba, quienes Favreau explica que fueron otro de los mayores retos.

“Disfruté mucho trabajar con Timón y Pumba porque fueron los más desafiantes, tenían mucha expresividad en la cinta animada. Aquí, además de que sus expresiones serían distintas, el humor tenía que actualizarse también, porque cada generación tiene un estilo de humor distinto. Destacar sus grandes personalidades en personajes que son animales fue un gran reto, pero luego de escuchar las risas del público, me siento orgulloso de los actores y los artistas que les dieron vida”.

La música: el elemento vital de este ciclo

Si bien la historia y los personajes de El Rey León son entrañables, otro de los elementos claves fue la música compuesta por Hans Zimmer, quien volvió a sumar en esta cinta.

“Es fácil quedarte en la tecnología, o la historia, pero la música atraviesa y une todos los elementos. En productos de Disney, y más en una película como El Rey Leónla música también es muy importante; fue un regalo poder usarla y una responsabilidad poder honrarla”, cuenta Favreau.

Para hacer las nuevas canciones distintivas, el director se apoyó en el elenco de voces, en el que destaca especialmente la de Beyoncé.

“Antes en Hollywood tenían estrellas que podían cantar, actuar y bailar porque provenían de los escenarios y eran intérpretes naturales. Me siento afortunado de tener en esta película a gente así; por ejemplo, Donald Glover proviene de la comedia y fue muy fácil trabajar ese aspecto con él. Además canta y es compositor, realmente es un genio y yo me siento un poco genio por haberlo elegido hace tres años antes de que su fama explotara.

“Beyoncé tiene hijos, yo también soy padre y reconozco que hay algo muy especial en hacer algo que tus hijos puedan apreciar. Para ella El Rey Leónera una oportunidad de hacer algo para ellos”.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

diecinueve − cinco =