Basada en el cuarto largometraje animado de los estudios Walt Disney, Dumbo se traslada a live-action en una película que mezcla actores de carne y hueso con personajes creados por computadora (en ese tenor, este año veremos las adaptaciones de Aladdin y El rey león). Este proyecto estuvo a cargo del legendario y creativo director Tim Burton (Beetlejuice, Batman), quien a lo largo de su carrera ha explorado a personajes rechazados y por ello se volvió la elección idónea para contar ésta, la historia de un bebé elefante con orejas gigantes que se vuelve la burla de un circo.Tomando en cuenta el contexto actual, y las películas cuyo mensaje motiva y empodera a quien es diferente; Dumbo se enfoca en aquellos que son rechazados, pero vistos con fascinación por la sociedad (algo que Burton había explorado en la pantalla en filmes como El joven manos de tijera), además de que celebra la familia, y a los amigos.

Hay algunas diferencias con la antecesora; pero en esta nueva versión se incluyen referencias a momentos clave de la original; como la canción “Baby Mine”, y la alucinación de los elefantes rosas.

El elenco incluye a actores que habían trabajado previamente con el cineasta, incluyendo a Eva Green (Sombras tenebrosas, Miss Peregrine y los niños peculiares), Michael Keaton (Batman, Beetlejuice) y Danny DeVito (El Gran Pez).

El actor conocido como el ‘Pingüino’ de Batman regresa (dirigida también por Burton) visitó México para hablar de Dumbo; y tras una caída sobre el escenario de la sala de conferencias (que él describió como una “gran entrada”), platicó con la prensa mexicana.¿Qué sintió cuando Tim Burton lo llamó para ser parte de Dumbo?

Yo adoro Dumbo, siempre me ha encantado. Esa caricatura de 63 minutos siempre me conmovió mucho; era de mis películas de favoritas de Disney cuando era niño.

Cuando Tim me llamó para decirme que iba a hacer la adaptación, yo estaba en una obra en Nueva York y pensé que no me iba a ser posible por los horarios, pero leí el guion y me encantó el personaje: ‘Max Medici’. Es similar al dueño del circo de El gran pez y también tuvimos circo en Batman regresa; así que para Tim y para mí esta fue una manera de culminar una trilogía.

Después pasó lo que siempre sucede con las películas: algo se cae y hubo que retrasar toda la filmación por unas semanas. Esto fue muy afortunado para mí, pues me dio la oportunidad de ser parte de Dumbo.¿Se enfrentó con algún reto en esta película con el que no se había enfrentado anteriormente?

Todo lo que haces es un reto de alguna manera. Esta fue una experiencia de alegría y diversión; una a la que le di la bienvenida junto con Tim. Quería estar a su disposición; algo que no es muy difícil pues los actores estamos acostumbrados a hacer lo que sea necesario para servir a la visión del director y del escritor.

En este caso, había una responsabilidad de hacerlo divertido y brillante, apto para niños y que proyectara ese sentimiento Disney. Ese fue el mayor reto, pero más de Tim Burton que mío. Yo básicamente me divertí mucho 3 meses en esas locaciones que fueron como ninguna que hubiera visto antes. La cantidad de personas que hubo; los payasos, los malabaristas, todos eran muy talentosos. Fue hermoso.

¿Los del circo eran artistas circenses en la vida real?

Sí, excepto los actores principales. Los artistas eran personas que podían balancear sillas, actos de cuerda floja, volteretas, escupir fuego, todas esas cosas que nos encanta ver en el circo.

No teníamos animales; los únicos animales en la locación fueron unos perritos que están pintados de diferentes colores. Dumbo no estaba ahí, él es una estrella de cine, entonces teníamos que esperar a que él llegara. Todos esperamos, y eventualmente, Dumbo llegó a la película, ¡pero nunca a la locación! (Dumbo fue creado a través de animación por computadora).Había trabajado anteriormente con Tim Burton, ¿qué ha cambiado en el proceso con él?

La primera vez que conocí a Tim fue en su oficina en California, y aunque sabía que era un artista que tenía una reputación, y yo había visto algunas de sus películas, me impresionaron mucho sus dibujos y la manera que comunicaba sus pensamientos y emociones a través de imágenes.

Como actor, me tardé mucho en dominar su manera de trabajar, lo que sucedió cuando trabajamos en Batman regresa, donde nos divertimos mucho. Al inicio esperaba que él me mostrara más del proceso; que me enseñara su manera de pensar, cómo íbamos a abordarlo y qué tan operático iba a ser. Con el paso del tiempo me acostumbré a que Tim comunica lo que quiere a través de sus imágenes. Él dibuja todos sus personajes y tú miras cómo los combina. En esta película tuve que dar un gran salto de fe.

Como actor uno llega, se cambia, se maquilla, hace su trabajo y se va. Para esta película, ¡yo no me quería ir! Llegaba temprano, me vestía e iba a la locación -que era inmensa- y veía cómo él trabajaba con la utilería y los personajes, creando las imágenes.

En nuestra próxima película tengo pensado ser una gran molestia y no irme de su lado, ¡me encanta ver cómo trabaja!

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

seis + dieciocho =