Si tuvieras una piedra que te permitiera viajar en el tiempo para rescatar a un ser querido que ya murió, sabiendo que las consecuencias podrían ser graves, ¿lo harías? Esa es la pregunta que Lorena Villarreal (directora de Las Lloronas) explora en esta cinta que nos transporta a un lugar de México del que pocos han oído hablar y en donde se da la mezcla de ciencia ficción, thriller, melodrama y fantasía que es Silencio. Tuvimos la oportunidad de hablar con la directora.Silencio dice estar basada en eventos reales. ¿En qué historia está basada?

Cuando me enteré de la Zona del Silencio -no conocía ese lugar- y al preguntar, te das cuenta que no es tan conocido como el Triángulo de las Bermudas o las Pirámides de Egipto; que de hecho son en el mismo paralelo.

La historia que inspiró esta película fue que en 1970 un cohete de Estados Unidos que cargaba materiales radioactivos de repente se desvió y se estrelló en la Zona del Silencio. Después de eso, el Gobierno de Estados Unidos pidió permiso para enviar un grupo de científicos de todo el mundo, incluyendo uno que trabajó con Einstein en la Bomba Atómica. Se quedaron en México y se llevaron un montón de material para estudiar la zona.

Ese evento en particular me llamó la atención y el personaje del Abuelo (interpretado por John Noble de la serie Fringe) está basado en uno de esos científicos que fueron al lugar a recobrar los materiales, a estudiar el lugar y que se quedó ahí a vivir con su nieta y cómo las circunstancias de este lugar afectan a esta familia. Ahí entra la ficción.Y, la piedra que permite viajar en el tiempo, ¿eso está basado en alguna leyenda?

No, eso ya fue mi imaginación. Lo que está basado en la realidad es que todas las plantas y los animales en esa zona están mutados. Los nopales son morados, las tortugas sufren de algunas mutaciones y como hay miles de meteoritos ahí, se siente que hay un magnetismo que atrae estas cosas que vienen de fuera; incluyendo el Meteorito de Allende, que es el más estudiado y el más antiguo, y que tiene origen cuando se formó el sistema solar. Eso fue lo que me inspiró a crear esta piedra que tiene esas cualidades.¿Fue filmada en la Zona del Silencio?

Filmamos solo unas partes ahí; porque cuando fuimos a hacer pruebas, nos dimos cuenta de que las cosas fallan en ese lugar: los aparatos, los medios de comunicación, los equipos, etc. Nosotros fuimos porque era importante para mí conocer y capturar el lugar, esas características especiales que tiene.

Cuando fuimos, sí nos tocó lo que dicen las leyendas; por ejemplo, llevamos un dron para hacer las tomas aéreas y en eso el control nos marcó “error”, empezó a enloquecer y se nos perdió. Lo encontramos hasta el día siguiente.

Tomamos eso como una señal de que solamente podríamos hacer ese tipo de tomas ahí y tomas con el resto de los actores no, ya que no queríamos que el material sufriera. El resto lo filmamos en un desierto en Nuevo León que tiene características muy similares en cuanto a la vegetación y el color de la tierra y nos funcionó muy bien.

¿Tiene algún significado que solamente se pueda usar la piedra a las 3:33 de la mañana?

Ese horario es conocido universalmente como la “hora paranormal”. Es conocida como la hora en la que el mundo de los muertos se cruza con nuestro mundo y a mí me parecía muy interesante escuchar relatos de eventos paranormales que suceden en ese horario. Por eso le di esa especificación, tomando en cuenta que lo que sucede es sobrenatural.Háblanos de tu proceso de casting…

Fue un proceso intenso y largo. Como esta historia trata de un extranjero que se viene a vivir a México con su familia; los personajes que buscaba tenían complejidades y características específicas. Tuvimos que buscar en México y a nivel internacional. Melina Matthews -la actriz principal- ella es de España, pero también es inglesa y tiene una habilidad impresionante con los idiomas que cayó perfecto para el personaje de Ana.

Con John Noble, cuando yo fui a Durango y hablé con la gente de por ahí, había una especialista de la Zona del Silencio que se llamaba Walter Bishop; me sonó mucho el nombre y me di cuenta de que así se llamaba el personaje que interpretó Noble en Fringe y decidí que él tenía que ser este personaje. A él le encantó el proyecto y el lazo que tiene con su nieta.

A Rupert Graves lo encontramos en Inglaterra y la complejidad con él fue encontrar su contraparte de joven, ya que teníamos que encontrar a alguien que se pareciera.

La niña que hace a Ana de niña (Shayne Coleman) es del Este de Estados Unidos y fue lo mismo, tenía que tener similitudes con Ana de grande. Al final todo funcionó logísticamente, pero sí fue un proceso tardado y complicado.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí