Steve McQueen, quien dirigió la película ganadora del Óscar: 12 años de esclavitud (12 Years a Slave) suele presentar realidades incómodas sin adornarlas; como una huelga de hambre en una prisión en Irlanda del Norte (Hunger), o el estado psicológico de un adicto al sexo (Shame). Viudas (Widows), su entrega más reciente, propone algo diferente: una historia sobre un grupo de mujeres -que aparentemente no tienen nada en común- pero que deben planear un robo.Basada en una miniserie inglesa de los años 80, aunque ambientada en Chicago en época actual, se nos presenta a Verónica (Viola Davis), Alice (Elizabeth Debicki), Linda (Michelle Rodriguez) y Belle (Cynthia Erivo); cuatro mujeres que no se conocían y que se unen tras la muerte de sus maridos. Ellas se ven obligadas a planear un asalto, para reunir el dinero de la deuda de sus esposos, a un político que busca ser alcalde de la ciudad.

“Vi esta miniserie cuando se estrenó y me cautivó, siendo yo un niño negro de 13 años en Londres. A estas mujeres las estaban juzgando por su apariencia y no por su carácter; y en ese entonces en la escuela en Londres, a mí también. Sentí una conexión con ellas”; compartió McQueen en la conferencia de prensa en el marco del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).A pesar de tratarse de un género más comercial, McQueen no pierde la crudeza que lo caracteriza para tratar a estos personajes y las situaciones con las que se enfrentan. No obstante, por momentos la película se siente tediosa; particularmente a la hora de presentar un giro inesperado que no termina de embonar con el tono.

También resulta un tanto difícil conectarse con ciertos personajes, ya que el director y su coguionista: Gillian Flynn (quien también adaptó su propia novela Gone Girl a la pantalla) balancean a demasiados a la vez; tanto, que se siente el trabajo de compresión de la miniserie. A pesar de ello, el trabajo actoral es sólido, aún de aquellos que, con menos tiempo en escena, logran sobresalir.

Por ejemplo, destacan Elizabeth Debicki, quien interpreta a una joven viuda con una madre abusiva que recurre a la prostitución para mantenerse, y Daniel Kaluuya (nominado al Óscar por ¡Huye!), un matón que habla muy poco pero que causa escalofríos con una sola mirada.Por supuesto, al frente está Viola Davis, quien encabeza el reparto. Y si bien su actuación es básicamente lo que se espera de ella; resulta el motor necesario para ‘propulsar’ la historia que se cuenta.

El resto del elenco lo conforman Brian Tyree Henry, Colin Farrell, Carrie Coon, Jacki Weaver, Robert Duvall y Liam Neeson entre otros…

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

9 − tres =