¿Qué pasaría si fueras la única persona en el mundo que conoce a los Beatles? Esta es la premisa de Yesterday, la nueva película del director Danny Boyle (Trainspotting, Quisiera ser millonario) y el guionista Richard Curtis (Cuatro bodas y un funeral, Realmente… Amor).

La cinta invita al público a imaginarse un sinfín de posibilidades, y aun sabiendo que no se explorarán todas, construye interés por ver cómo se desarrollan.

Jack Malik (Himesh Patel) es un joven músico que lleva tanto tiempo buscando la fama sin éxito, que está a punto de dejar atrás su sueño. Pero una noche el mundo sufre un apagón que crea una realidad alterna en la que se borran varios aspectos de la cultura popular; entre ellos los Beatles. Como Jack fue atropellado, el golpe ha causado que él sí recuerde todo.

¿Qué haría entonces un músico con acceso a un enorme catálogo de éxitos que nadie más recuerda? Jack retoma las canciones de la famosa banda de Liverpool y las hace pasar por composiciones suyas, lo que lo lanza al estrellato; pero gradualmente se irá dando cuenta que la fama no es lo que pensó y esto lo lleva a reevaluar sus sentimientos por su mejor amiga y representante Ellie (Lily James).

La cinta es una carta de amor a la música de los Beatles. Cada canción es presentada como una obra maestra y aunque se incluyen momentos en los que cierto personaje escucha una canción por primera vez sin estar particularmente impresionado (como en una secuencia de Let It Be), sabemos que tarde o temprano se enamorará de la letra.

En un contexto en el que está de moda hacer películas que resultan tributos a bandas o cantantes populares de rock de los 60-70’s (incluyendo Queen, Elton John y próximamente Bruce Springsteen con La música de mi vida), Yesterday muestra una forma de hacerlo sin la necesidad de hacer una cinta biográfica (uno de los golpes dramáticos más emotivos de este filme tiene que ver con John Lennon y le exprimirá una lágrima a cualquiera que conozca la vida del músico).

La película es también una comedia romántica y los golpes dramáticos están enfocados en la relación de Jack y Ellie. En ese aspecto Patel y James tienen mucho carisma y una química adorable, además de que hay un arco dramático claro en el que nos podemos identificar con lo que aprenden.

Si bien la cinta fue dirigida por Boyle, no tiene los ritmos y el estilo que acostumbramos a ver de este realizador (excepto en algunas transiciones ingeniosas y unos gags). Se siente más el trabajo de Curtis, pero el gran acierto es que Yesterday muestra estar consciente de su audiencia y se asegura de que, durante dos horas, pasen un buen rato.

También se incluyen cameos como el del exitoso cantante de pop Ed Sheeran, quien interpreta una versión de sí mismo en la que es muy engreído, y la brillante comediante Kate McKinnon (de Saturday Night Live) quien da vida a la malvada nueva representante de Jack (como siempre, es divertido ver lo comprometida que está con el papel).

Yesterday termina por ser una fantasía romántica que utiliza la música de una de las bandas más importantes de la Tierra para conectar con su público, para compartir dos horas entre actores agradables y una historia que invita a disfrutar y salir cantando.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

3 × dos =