talleres de danza folclórica

Comenzaba la década de los 60, y después de haber fundado el Ballet Folklórico de México en 1952, surge en Amalia Hernández la necesidad de enriquecer nuevamente la danza en nuestro país, esta vez, con la creación de un espacio educativo.

Con la finalidad de crear bailarines profesionales de alto rendimiento capaces de ejecutar a la perfección diferentes estilos de danza y que a su vez pudieran integrarse a la compañía, la escuela comienza a funcionar en dos salones que el Insituto Nacional de Bellas Artes facilitó al Ballet. Aquí, los bailarines ensayaban y además se impartían clases a niños y jóvenes; sin embargo, muy pronto dicho espacio resultó insuficiente por el crecimiento que comenzó a experimentar la compañía y por la cantidad de aspirantes que querían estudiar allí.

Es así como Amalia Hernández decide crear un espacio que cubriera con todos los requisitos de una escuela formal. Para llevar a cabo tan importante tarea, fue necesario el talento y la visión extraordinaria del arquitecto Agustín Hernández, hermano de Amalia.

“Amalia era una mujer con una conciencia espacial increíble: toda su coreografía era espacio y movimiento, y en ello me inspiré para hacer la escuela”. Arq. Agustín Hernández.

En 1966 comienza la construcción de la escuela y dos años más tarde, el 26 de marzo de 1968, el entonces presidente de México Gustavo Díaz Ordaz, inauguró la Escuela del Ballet Folklórico de México. El edificio es, hasta la fecha, una construcción vanguardista por su diseño arquitectónico, que incluso se adelantó a los estilos en tendencia de la época. Agustín Hernández retomó elementos inspirados en el pasado prehispánico de México a partir de las formas trapezoidales y escalonadas que recuerdan el talud y el tablero, ambos recursos estructurales y estéticos de las pirámides mayas.

Desde su creación, la escuela ha contado con la valiosa participación de prestigiosos maestros, lo que confirma el deseo de tener siempre un excelente nivel de enseñanza. En la actualidad, cientos de alumnos se preparan diariamente aprendiendo diferentes disciplinas, abarcando tanto las danzas indígenas como las danzas mestizas de México, así como técnica clásica y moderna para poder formar artistas integrales y multidisciplinarios que podrían ser algún día bailarines del Ballet Folklórico de México.

La escuela arranca el año 2017 con talleres de danza folklórica dirigidos a niños, adolescentes y adultos de todos los niveles. Con una duración de seis meses, los alumnos podrán aprender técnica y repertorio de diferentes regiones de la República Mexicana, acondicionamiento físico y otras habilidades en un ambiente de respeto, divertido y profesional.

Informes: Violeta 31, esquina Riva Palacio, Fuerrero, 5529-9320, escuelabfm@prodigy.net.mx Lunes a viernes, 12:30 a 15:00 y 16:00 a 20:00 horas.

2 COMENTARIOS

  1. Hola, muy buena tarde.

    Me gustaría saber información para tomar talleres de baile en su escuela. Dicha información sería: costos, horarios, requisitos, etc.
    Tengo 26 años y quisiera empezar a aprender.

    Agradezco su pronta respuesta.

    ¡Saludos!

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

uno × 3 =