Un elenco de alrededor 50 artistas en escena entre músicos, cantantes y bailarines, forman parte de La Pasión, el nuevo espectáculo dancístico del coreógrafo y director Rodrigo González, cuya primera versión se estrenará el próximo jueves 29 de marzo en La Capilla Gótica del Instituto Cultural Helénico, con música original del joven compositor mexicano, Alonso J. Burgos; mientras que la segunda versión, musicalizada con la magna obra de Johann Sebastian Bach La Pasión según San Mateo, se presentará a partir del 4 de abril  en la explanada del Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec, en ambos casos a las 20:30 hrs.

Para González, La Pasión según San Mateo de Bach es una obra fundamental y un referente musical en la historia del arte universal, que dentro de la música sacra por excelencia es definitivamente la más loable, noble y virtuosa que existe desde la perspectiva de los especialistas.“En esta ocasión decidí montar dos versiones: una con la partitura de Bach que será la que se presentará en el Castillo de Chapultepec, y a la par con Alonso J. Burgos, mi músico de cabecera, quien ha trabajado con importantes orquestas tanto en México como en el extranjero, además de componer música para cine, teatro y danza, coincidimos en que sería muy enriquecedor crear una obra con una música más contemporánea y más vigente.” Nos comparte González.

Sobre La Pasión se han compuesto innumerables versiones para orquestas y coros, pero desde el año 2000 no se ha hecho una Pasión, y Burgos ya tenía esa inquietud; por lo que junto con González decidieron crear una versión con música original con duración de una hora, donde habrá música en vivo, un coro y solistas, a la par del Ballet.

Tanto para Rodrigo González como para Alonso J. Burgos, el proceso creativo de La Pasión resultó muy interesante porque mientras uno montaba la coreografía, el otro iba componiendo la partitura, lo que les permitió dialogar al momento de la creación; de modo que estas experiencias son muy enriquecedoras para todas las partes involucradas, donde el arte es realmente vivo y se hace como traje a la medida.

“Mis dos versiones de La Pasión no pretenden tener una connotación confesional a pesar de ser un tema religioso, sino que a partir de un hecho histórico que todo el mundo conoce, buscamos una expresión artística universal, más allá de que creamos o no en La Pasión de Cristo. En México hay un sentido religioso muy arraigado, por lo que este pasaje bíblico no nos es ajeno y por ello no será difícil que el público entienda lo que estamos narrando.” Aclara el coreógrafo y director.

Para González, el arte habla de lo que ve por lo que su reflexión sobre el tema de La Pasión es en torno al sentido mesiánico que de pronto existe en México, más allá de la figura del Cristo, en donde la gente espera que alguien venga de algún lugar a salvarla y así liberarla de todos sus problemas. Una actitud que para el coreógrafo es paternalista e infantil, pues como sociedad estamos viviendo un momento donde tenemos que asumir la responsabilidad de nuestros actos y sus consecuencias; por lo que de algún modo esta obra busca confrontar al público, al decir que es bueno esperar milagros, pero los milagros también los generamos nosotros con nuestros actos y decisiones.

González nos comparte un poco de que va la partitura de Burgos, la cual empieza con un Dios irascible como el del antiguo testamento, que se cuestiona si realmente vale la pena mandar un hijo a redimir y salvar a la humanidad, una humanidad que es su creación más perfecta, pero que está echada a perder.

“Es también un cuestionamiento para la sociedad actual y yo creo que sí, porque tenemos una parte luminosa y positiva que vale la pena rescatar y mostrarla a los demás; sin embargo, en la partitura de Bach, La Pasión según San Mateo, la historia no termina en la resurrección del Cristo, sino en la muerte, y no es que sea una obra desesperanzadora, pero es muy interesante desde un punto de vista analítico.” Añade el también director de Rising Art.

Además de Alonso J Burgos y Rodrigo González, La Pasión cuenta con la colaboración creativa del arquitecto y escenógrafo Héctor Dávalos, cuya propuesta minimalista pero contundente; juega con las geometrías, con los espacios y con elementos mínimos que generan atmosferas increíbles. Sin dejar de mencionar la aportación del diseñador de vestuario Edgar Sebastian, quien logra una abstracción muy elegante de los vestuarios de época, además de la asesoría coreográfica de Raúl Tamez.

Asimismo, La Pasión está conformada por un destacado elenco de bailarines como Javier Moreno, protagonista del montaje; Domingo Rubio, Ana Estrada, Ana Viera y Rocío Reyes, entre otros.

La nueva producción de Rodrigo González y Rising Art A.C. registra códigos muy vigentes con la teatralidad que caracteriza a los montajes de su director, donde el público podrá comprender a la perfección la narrativa de la obra.

Finalmente, Rodrigo González destaca la labor social que hace su asociación civil Rising Art, al referir sobre las diferentes promociones que manejan en cada una de sus producciones: “Nos interesa que el público venga, más allá del costo, porque nuestro quehacer no es solamente lucrativo, así que damos promociones, ofertas e incluso tenemos un porcentaje de nuestro aforo destinado a fines sociales, para que también asista público vulnerable que no puede pagar un boleto, y no se quede sin ver nuestros espectáculos por una cuestión de recursos, por lo que asiste gente de otras asociaciones civiles, asilos, discapacitados. Para nosotros es esencial atender esa parte social como parte de nuestro quehacer artístico.”

LA PASIÓN. Con “El Hijo del Hombre, una pasión del Cristo”, música original de Alonso J. Burgos. Del 29 de marzo al 1º de abril 2018.  Coreografía: Rodrigo González. Capilla Gótica del Instituto Cultural Helénico. Corta Temporada. Del 4 al 8 de abril.

Museo Nacional de Historia “Castillo de Chapultepec”. Con La Pasión según San Mateo de Johann Sebastian Bach. Jueves y viernes 20:30 horas. Sábados y Domingo 19:00 horas. Loc. $600, promoción jueves de 2 x 1 en ticketmaster.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

diecinueve − catorce =