Lo Inmutable de la Memoria es un programa de danza, el programa está dividido por 2 piezas, Ana Frank y Ella[s].

A mi punto de vista Ana Frank es una obra muy fuerte, pero creo necesaria de ver, es una historia que hay que conocer y creo que es una muy bonita forma de conocerla o recordarla con esta puesta en escena, es una obra en la que se ve la conexión y el vínculo que crearon la directora y la intérprete, está llena de expresión corporal que también tiene su parte emocional y de exaltación. La danza teatral es algo muy difícil ya que se manejan dos lenguajes distintos a mismo tiempo y siento que en esta obra se logró. Ella[s] es muy colorida, es más danza que teatro, siento que es muy acertado incluirla en el programa y sobre todo después de Ana Frank ya que del drama en el que vienes de Ana esta te relaja.

Obra Ana Frank

Ana Frank fue montada en 1995 por la compañía Ballet Teatro del Espacio que en esos tiempos la dirigían Michael Descombey y Gladiola Orozco quien también la dirigió y creo, fue interpretada por la bailarina Jessica Sandoval. Ella[s] es un estreno dirigido y creado por Jessica.

Veinte años después Jessica monta ahora dirigiendo las dos piezas y las interpreta Andrea Rivas, platicamos con las dos del programa.

Obra Ella[s]
¿Por que Lo Inmutable de la Memoria?
Jessica Sandoval: Es por que son dos piezas que evocan la memoria de distinta forma, Ana Frank que es una pieza, por dos razones evoca la memoria histórica, también memoria personal por que es un montaje con el que yo me estrené como bailarina, en sentido personal es una memoria de por que y para que hacer danza, es revivir ese motor que literalmente a mi me hizo decidir ser bailarina y encuentro oportuno retomar esta pieza en estos momentos, no solo en México si no a nivel mundial en donde el autoritarismo y la falta de empatía es muy evidente en muchas vertientes, por lo tanto creí oportuno este remontaje tomando casi como coyuntura a Ana Frank pero para hablar en general de la intolerancia y a pesar de esta intolerancia que es lo que se muestra en este coreo drama la enorme vitalidad, la voluntad extrema de vivir, la sensibilidad, la imaginación, la creatividad que tuvo esta adolecente.

¿Que sientes al interpretar Ana Frank?
Andrea Rivas: Desde el principio ha sido todo un reto por que es un personaje histórico bastante fuerte, una adolecente con una mente muy grande, una reflexión que ni siquiera iba con su edad, era muy pequeña y cuando me propusieron hacer este papel me entusiasmé bastante por que desde muy pequeña leí el diario, me interesó mucho, me impactó bastante la historia y me ponía a investigar, ver documentales sobre el tema del holocausto y todo eso. Ha sido un reto llenar ese papel son muchas emociones que cambian de ritmo muy rápido, es bastante difícil de interpretarlo, pero me gusta ese reto.

Después de que bailaste en 1995 Ana Frank ¿que sientes dirigirla?
Jessica: A mi me gustó mucho la experiencia, fue casi iniciativo para mi, entonces me es algo natural, está en mi piel, está conmigo, casi lo pude montar sin ver algún video de referencia y las escenas las tengo conmigo, en mi cuerpo, en mi mente, fue una experiencia muy bella pero también muy retadora de poder transmitirle esto a Andrea, con ella no fue un proceso tan largo como el que yo tuve, también es un proceso distinto por que la estructura ya está y mas bien había que trabajar con Andrea la parte emotiva, trabajar ese motor para que ella pueda hacer este juego tan brutal que hay de las emociones que hay en esta coreografía entonces el reto mayor fue que Andrea entrara en este mundo de Ana Frank y que yo le transmitiera la intención que tuvo Gladiola al hacer esta pieza.

Obra Ana Frank

¿Que tan difícil fue con Andrea?
Es una bailarina muy sensible, creo que lo difícil ha sido el tiempo, creo que es algo que es técnico, Andrea tiene la sensibilidad, a mi me gusta mucho trabajar con ella e aprendido mucho, cada función se ve como va entendiendo ciertas cosas de ella misma, de ese juego con sus emociones, es un trabajo actoral muy profundo, nosotros la remontamos en dos meses, espero que le sirva para su vida y carrera.

¿Hay alguna parte de ti que sea igual a Ana?
Andrea: Algo con lo que me identifico es que ella hacia muchos juegos de interpretar a alguien, ella luego jugaba a que era una mujer sofisticada y como ese tipo de juegos yo los hago al ser bailarina interprete me identifico mucho en esos juegos artísticos.
Jessica: Creo que la voluntad de vivir, la capacidad de imaginar un mundo que no existe, encerrada imaginaba que podía estar en Nueva York y los desfiles y después ser escritora y yo he sido así y espero seguir siendo así, es el motor mas fuerte que e tenido para hacer mi carrera.

¿Que es lo que más y menos te gusta de Ana?
Andrea: Su franqueza, no hay algo que no me guste, no me gusta la historia, pero eso no es su culpa.

Obra Ana Frank

¿de la obra?
Andrea: Yo no me formé como una actriz, en la carrera de danza contemporánea que estudié si tenía clases de teatro, pero no eran muy profundas como las de danza por ejemplo nunca tuve que llorar haciendo un papel en mis trabajos de la escuela, esto es algo que me ha gustado mucho por que me ha ayudado como interprete bastante esta obra, e llegado a conectar con emociones a mi máximo que nunca haya echo.

El que Jessica haya interpretado esta obra y ahora te esté dirigiendo ¿no te presionas más?
Andrea: Si es una presión pero también es muy grato por que ella me a acompañado en el proceso, como ya había sido interprete de esta obra, tenía muy buenos consejos que darme y para guiarme, su guía era más precisa por ella ya había estado del lado del intérprete.

¿Cómo ves la lucha de género actualmente?
Andrea: Feo, de miedo la verdad, no solamente en el país si no en el mundo, es algo que ha estado, que sigue, yo si creo que en algún momento va a cambiar, es que todos tengamos mucha conciencia de como afecta.

¿No te dan ganas de bailarlo de nuevo?
Jessica: Hace mucho que no estoy en escena, estoy en otras cosas, estoy trabajando la parte de gestión mucho con el teatro, estoy tratando de hacer y de repensar como lograr levantar y posicionar desde otro lugar la danza sobre todo pero a través también de este espacio que e creado que es Un Teatro, entonces para estar en el escenario hay que estar completa, por eso deje de bailar por que no e tenido el tiempo en mi cabeza, en mi espíritu y en mi alma y sobre todo también para entrenarme para poderme echar ahí un clavado en el escenario, ¡pero claro se antoja!, siempre se antoja, estar en el escenario, entregarse y entregar todo, es un regalo, te da una satisfacción muy especial, muy plena.

¿Esta versión de Ana Frank es exactamente la misma de 1995?
Jessica: Es exactamente la misma, la única modificación que no es visible en la estructura es la dirección, mi intención es llevar a Andrea por un lado mucho más técnico, una parte mucho más que ella pueda dominar y que ella pueda muy conscientemente usar en otra cosa, mucho más que de trabajo de persona, con Gladiola hacíamos un trabajo muy personal, de meternos en la vida de Ana Frank e intentar de sentir la guerra y con Andrea lo que e hecho es trabajar las emociones desde un lugar muy técnico, muy real, muy pactico pues.

Obra Ella[s]
¿Cómo surgió Ella[s]?
Jessica: De principio surgió por que quería hacerle un solo a Andrea para complementar el programa y quería que fuera mucho más dancístico, incluso quería alejarme un poco de una temática pero no pude y terminé en una temática que está en , en el mundo y en nuestro alrededor que es esta parte de decir no me gusta tal cosa, de descubrir, de ser consiente de tantos prejuicios que tenemos aprendidos, en nuestro cuerpo, en nuestra mente, incluso en el inconsciente, hay cosas que damos por hecho, hay comportamientos que damos por hecho y entonces a veces si vamos a algún lugar de pronto algo hace que nuestra mente diga esto no me gusta, esto no me hace sentir bien, esto no lo quiero y entonces como lo decimos, creo que a sido un trabajo de hace muchos años de ir descubriendo, también es un poco igual que Ana, que podemos cambiar de nuestra realidad, pero a veces no lo cambiamos por que no somos tan consientes de ello, entonces también es esa conciencia de decir esto no, esto no lo quiero, esto no es natural, esto no me ayuda a estar en la vida y entonces lo cambio, y ya ver como nos deshacemos de eso. Es una pieza muy abstracta sobre la indiferencia a nuestro genero, a nuestro trabajo independientemente de si somos mujeres o no, de buscar autonomía, de buscar equidad Ella[s] es eso.

Obra Ella[s]
LO INMUTABLE DE LA MEMORIA. Sábado,19:00. Un Teatro, Nuevo León 46, Hipódromo Condesa. Loc. $200. Boletos en taquilla y www.unteatro.org (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

veinte − once =