Durante los diez años que habitó en México, el dramaturgo Daniele Finzi Pasca tuvo la oportunidad de conocer a fondo las tradiciones de nuestro país. Sus olores, la calidez de su gente, los colores y los sonidos, fueron fuente de inspiración para él y su esposa Julie Hamelin para crear Luzia, del Cirque du Soleil, que rinde homenaje al folclore mexicano.

La directora artística: Gracie Valdez, compartió que el proceso de montaje tomó dos años, y destacó su deseo de ser fieles a los elementos de la cultura que están siendo representados.

“No estamos contando una historia; los estamos llevando a través de distintos lugares, distintas épocas y escenarios, en un México imaginario. Hay muchos elementos de la herencia cultural: la mitología, la grandeza de las pirámides y las flores de cempasúchil que salen al principio.

“Queríamos ser auténticos y asegurarnos que todo lo que estuviéramos representando fuera real y fuera celebrado por la audiencia mexicana, o cualquier persona que viniera al show”.

Gracie indicó que el espectáculo que se verá aquí es el mismo que se ha presentado en Estados Unidos y Canadá, por lo que esperan que el público de la CDMX se enamore de él.

Y como el talento nacional no podía quedar atrás, Majo Cornejo es una de las cinco mexicanas que participan en el espectáculo.

Para ella es un gran orgullo compartir su cultura con el resto del mundo, y una de las cosas que más alegría le ha dado, es ver cómo el resto del elenco percibe nuestro país.

“Ahora que mis compañeros están aquí, están experimentando realmente lo que es México. Es un descubrimiento de todos: mío, de ellos, del público que nos va a ver en otros países. Es un show que se dedica a marcar el corazón de las personas que lo vienen a ver. México siempre ha estado de moda, y me da muchísimo gusto que la gente alrededor del mundo vea lo bello que es”.

La cantante, quien ha formado parte de Luziadesde que éste inició en 2016, afirma que esta experiencia le ha dejado muchas satisfacciones, incluyendo el reconocimiento que ha recibido el trabajo de los artistas latinoamericanos. También reconoció que es imposible no sentir nostalgia cuando han presentado Luzialejos de casa.

“El inicio es un huapango muy bonito; siempre que lo escuchaba fuera y extrañaba México me daban ganas de llorar. Me siento muy sentimental de estar en Ciudad de México”, comentó con lágrimas en los ojos.

Luzia se presentará en la Carpa Santa Fe hasta el 23 de diciembre para, en 2019, viajar a Houston, Orlando y Nueva York.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

19 − 13 =