TRAS 10 años de ausencia, el mimo Humberto Ibarra regresa a los escenarios con un espectáculo multidisciplinario que conjuga emociones, sensaciones e historias cotidianas, al ritmo de trova.

El espectáculo conjuga las dos grandes pasiones de Humberto: su afición por la pantomima y su gusto por la nueva trova, género musical que marcó su vida a finales de la década de los sesenta.

Mimo Trova surgió como un chispazo, mientras Humberto realizaba una residencia en Madrid en febrero de 2017, donde bajo los acordes de la popular melodía “La quiero a morir”, retomó su trabajo escénico en la pantomima.

Acompañado de tres trovadores: Aldo Obregón, Francisco Natera, Julio Givendra -quienes alternarán a lo largo esta corta temporada- Humberto nos cuenta cómo planea llevar al espectador a un concierto visual lleno de emociones.¿Por qué elegir trova?

Nací y crecí con la trova. Tenía ocho o nueve años cuando comencé a escuchar trova; durante mis viajes de vacaciones mis hermanos y yo escuchábamos a Tomás Mojarro en la radio. También, un día mi hermano mayor nos llevó a la casa el primer disco que se editó en México de Silvio (Rodríguez) y Pablo (Milanés).

Un mimo toca las emociones y las sensaciones, ¿cómo se logra?

El mimo contemporáneo tocas las barreras de la danza, el circo y la actuación; los géneros se rompen, se diluyen esas barreras y se hace un trabajo interdisciplinario. Mimo Trova es un camino que quiero hacer para encontrar nuevos temas, nuevas ideas.  El actor es cuerpo, sentimiento y espíritu.

Para mí, el mimo es la esencia de todo el trabajo escénico, cuando hago mi huelga a principios del 2008, me cansé de ser un número para el INBA; la huelga dejó mi corazón y mi cuerpo vacío.¿Cómo te sientes en esta “resurrección”?

En esta “resurrección” estoy feliz con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, y por el apoyo del Foro A Poco No.

Me siento feliz, pleno; estuve guardando muchas energías, emociones y sensaciones. Creo que mi cuerpo está lleno de recuerdos y por eso quiere contar historias. Trato de decir con todo el cuerpo. Mimo Trova es lo mejor que me ha podido pasar.

El mimo trabaja con emociones, lo mismo hace reír que llorar ¿Cuánto tiempo tardaste en consolidar estas emociones?

Diez años y ésta es la válvula de escape. El espectáculo se comenzó a formar en febrero de 2017 en Madrid y yo creo que un espectáculo nunca se termina de formar y no me angustiaría que haya un Mimo Trova 2, iré cambiando las canciones.

Después de todo lo que tú plasmas en este espectáculo, ¿qué esperas que se lleve el espectador al salir de la sala?

Espero que haya soñado, que haya imaginado, que haya viajado en este recorrido de gestos, de acordes. Que quizá haya tomado de la mano a su pareja y con un apretón decirle: “estoy aquí”.

¿Cuál es el futuro para Humberto?

No dejar de ser mimo. Humberto adelantó que el espectáculo será inaugurado con la develación de una placa conmemorativa entre cuyas madrinas se encuentran: Evangelina Osio, Mari Carmen Mancera, Déborah Chenillo, por mencionar a algunas.MIMO TROVA, Con Humberto Ibarra, Aldo Obregón, Francisco Natera, Julio Givendra. Un mimo contemporáneo; un show fusión de trova y mimo, donde viajaremos y seremos guiados por los acordes, gestos y la atmósfera de cada canción. Un recorrido de amor, justicia, desamor y sueños donde el público se transportará a donde los lleven las letras y melodías junto con los movimientos de este mimo. Foro A Poco No, República de Cuba 49, Centro Histórico. Martes y miércoles, 20:30 horas. Loc. $165; descuento del 50% a estudiantes, maestros, militares, trabajadores de gobierno e Inapam. Adolescentes y adultos. Hasta el 18 de julio. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí