La muestra ofrece a través de 112 piezas una aproximación a la importancia que el imperio británico dio al arte clásico como símbolo de las aspiraciones e ideología del llamado Siglo de las Luces.

La exhibición está integrada por cuatro núcleos temáticos: El Gran Tour, en el que se abordan los viajes que realizaban los nobles a Italia, donde se familiarizaban con el arte clásico y adquirían algunas obras; La organización de las colecciones, que refiere sobre las galerías y catálogos privados; Modelos de virtud, que expone cómo la cultura clásica permeó en estructura social e intelectual de Gran Bretaña; y Sentimiento sobre la razón, apartado que alude a los últimos años del siglo XVIII, cuando se dieron las revoluciones Industrial y Francesa, y aparece la lucha de clases que se vio reflejada en el arte con el romanticismo.

Las piezas clásicas que integran la muestra consisten en vasos griegos provenientes de la antigua colección de Sir William Hamilton, así como esculturas romanas de las colecciones de Henry Blundell, Henry Howard y Thomas Hope. Muchas de esas esculturas fueron restauradas durante el siglo XVIII, por artistas como Giovanni Battista Piranesi, Antonio Canova, Bartolomeo Cavaccepi y Giovanni Volpato.

La colección de los siglos XVIII y XIX incluye pinturas de paisajes clásicos de Nicolas Poussin, Joseph Wright of Derby y David Roberts, y retratos de Sir Joshua Reynolds, William Daniels, Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun, Joseph Allen, Adriaan Lelie y Gustave Doré, así como dibujos academicistas de Giovanni Domenico Campiglia, Giovanni Battista Cipriani, John Gibson y George Michael Mosern, y esculturas de John Fauxman, John Gibson, Benjamin Gibson, Joseph Nollekens, Vincentius Votier, Bartolomeo Cavaceppi y Giovanni Battista Piranesi.

MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA, Paseo de la Reforma y Gandhi s/n. Martes a domingo, 9:00 a 19:00 horas. Cierra 28 de abril. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

dos + dos =