Basándose en su entrenamiento profesional como entomólogo, el artista crea laboratorios, a la vez perversos y deslumbrantes, que invitan a explorar nuestros estados emocionales y psíquicos. Conocido por haber introducido una combinación de lo lúdico y lo inquietante en el contexto institucional, así como elementos de disociación y reclusión en la esfera pública, Höller lleva lo alucinógeno a entrar en contacto con la vida cotidiana y civil, construyendo, por ejemplo, resbaladillas de varios pisos de altura que sirven para evacuar museos o edificios corporativos, o tanques de privación sensorial de polipropileno en los cuales los visitantes flotan.

Para la presente exposición, el artista hace uso de la arquitectura única del edificio para realizar la pieza Decision Tubes, una estructura en red y metal, suspendida delicadamente sobre el espacio central del museo, que permite al visitante “deambular por encima del suelo, constantemente enfrentándose a decisiones de qué camino tomar y qué decisión tomar” (Baldo Hauser).

Invirtiendo experiencias aparentemente simples, sus proyectos de gran escala continuamente nos refieren al placer de visitar parques de juegos y de diversiones. En Sunday, Höller entrelaza lo familiar con lo ilusorio, a fin de elevar sus instalaciones experenciales a un nivel de psicodelia transcendental y fugaz.

MUSEO TAMAYO, Paseo de la Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Cierra 30 de junio. (Centro).

 

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

nueve − 7 =