Revisión de la trayectoria del artista “juchilango” (como se define el propio Demián Flores), quien a lo largo de poco más de cinco lustros ha puesto a la gráfica como centro representativo de su carrera.

El concepto curatorial expone la forma en que el creador recurre a la gráfica de modo sistemático como medio de exploración, investigación, asimilación y acción, aplicados a la creación de obras, series puntuales, ediciones gráficas o a la articulación de proyectos colaborativos.

“Nos interesaba hacer visibles las redes de colaboración que Demián ha entablado a lo largo de los años”, comentan Sol Henaro e Iván Edeza,  curadores, “y hacerlo explícito en un mapa donde estos agentes aparecieran y se vincularan”.

“La muestra convoca producciones de distintos periodos, técnicas, experimentaciones en soportes y modos de impresión, así como a elementos vinculados a procesos de trabajo, tales como placas, clichés y pruebas, que permiten reconstruir el proceso para llegar a una imagen final”.

La exposición reúne cerca de 400 obras realizadas en una variedad de técnicas como el aguafuerte, aguatinta, litografía, punta seca, serigrafía, xilografía, grabado en linóleo, esténcil, acrílico, bordado y estarcido. También se integran documentos, ediciones e ilustraciones, así como una instalación realizada a partir de distintas matrices xilográficas.

MUSEO NACIONAL DE LA ESTAMPA, avenida Hidalgo 39, Plaza de la Santa Veracruz, Centro Histórico, 5510-4905. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Admisión $45; maestros, estudiantes, niños, afiliados al Inapam y domingo entrada gratuita. Cierra 24 de marzo. (Centro).

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

dieciseis − siete =