Rastro-Iztacalco fue hacia los años cuarenta del siglo XX una ruta de tranvía de la Ciudad de México que en un lapso de 90 minutos atravesaba el centro de la ciudad hasta llegar al Canal de la Viga, exactamente al Salón Iztacalco (hoy Zapotla 29), un lugar de baile al que los jóvenes de la época acudían los domingos para divertirse.El viaje costaba 10 centavos y la entrada al salón 60, aunque las mujeres no pagaban. Las orquestas invitadas tocaban fox-trot, swing, pasodoble, tango, mambo y cha-cha-cha. Hacia los años cincuenta el lugar dejó de ser popular y sus dueños lo trasladaron a la colonia Portales reabriéndolo con el nombre de California Dancing Club.

Anécdotas como ésta se encuentran en el recorrido El tren de la Ciudad de México exposición que se presenta en las salas del Museo de Arte Popular. Un montaje protagonizado por calaveras que, diseñadas por artesanos mexicanos, representan escenas que ya son parte de la historia.

La muestra se compone de tres núcleos, el primero es una visión de la ciudad de México desde el mito de su fundación y cómo ha crecido a través de la cartografía en el cual el público tendrá oportunidad de admirar algunos mapas antiguos donde se puede observar su traza original y su posterior modificación.

El segundo eje temático se refiere a las vías de la ciudad de México, en el que el visitante podrá hacer un recorrido desde los barcos de vapor, pasando por el tren de mulitas y el tranvía hasta llegar al metro de la Ciudad de México, para enterarse de cosas como que en octubre de 1853 se abrió el servicio en la línea de barcos de vapor entre la ciudad de México y Mexicaltzingo por Canal de la Viga o que en enero de 1873 se inauguró la estación Buenavista y el primer viaje que se realizó fue de México al puerto de Veracruz.

Para finalmente deleitarse con 35 escenas que narran hechos de la cotidianidad de la vida capitalina, con sus usos y sus costumbres, sus gentes y sus oficios. Conocerá por ejemplo que el tlachiquero es aquel que extrae el aguamiel del maguey con el que se elabora el pulque o que el oficio de sastre, al igual que otros tantos se encuentra en peligro de extinción.

La exposición es la segunda parte de El Tren de la historia que se presentó en este recinto en 2010 y que a través de 55 escenas plasmó la Independencia de México y la Revolución Mexicana.

Esta segunda parte – se lee en la cédula – abarca la “historia, el desarrollo, sus leyendas, los lugares y las tradiciones que se generaron a partir del tren, sus estaciones, “sus andanzas” y las consecuencias anecdóticas que surgieron a partir de este bello y tristemente olvidado medio de transporte…”

Paralelamente a la exposición se presenta el documental Tlacuilo, donde el público conocerá cómo se conformó y en lo hemos alterado una de las mayores cuencas y sistemas de agua del mundo con las negativas y lógicas consecuencias para los habitantes de este Valle.

Contar la historia del tren en esta urbe resulta una suerte de radiografía de los usos y costumbres de una sociedad que se ha transformado en pro de la modernidad y lo sigue haciendo aunque no siempre de la mejor manera.

EL TREN DE LA CIUDAD DE MÉXICO. Museo de Arte Popular, Revillagigedo 11 esquina Independencia, Centro. Martes a domingo, 10:00 a 18:00 horas. Miércoles hasta las 21:00 horas. Admisión $60. Cierra 24 de febrero. (Centro)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

7 − 3 =