Un día afuera de la Galería Arte Mexicano se estacionó un lujoso auto del cual bajó un elegante personaje, quien pidió a Alejandra Iturbe que le certificaran una obra porque la quería vender. La coleccionista volteó el cuadro,  atribuido a Leonora Carrington e identificó que no era auténtica. Al decirle al señor que la pieza era falsa y que eso ameritaba cárcel, el hombre subió inmediatamente a su auto y arrancó, dejando el cuadro.

Al llegar la pieza a manos de Leonora Carrington, la artista con un marcador esterbrook tachó la firma y la obra y en la parte de atrás hizo un pequeño dibujo y escribió: “Este cuadro es falso. La autora: LC”.

La falsificación de piezas originales, fue el punto de partida para que Gabriel de la Mora, quien narró la anécdota anterior, realizara la exposición Originalmente falso que se presenta en las salas del Museo Nacional de Arte.

La obra es resultado de un meticuloso y obsesivo proceso en la que el creador a partir de obras falsas que se han hecho de grandes artistas como Leonora Carrington, José María Velasco o Joaquín Clausell, realizó nuevas piezas. “Este cuadro es falso. La autora: LC”, es una de ellas.

Para ello ha investigado, adquirido e intervenido obras falsas mediante técnicas físicas y químicas que pasan por un proceso de destrucción y reinterpretación. Las cuales al transformarse en un original, son reinsertadas en el mercado del arte, poniendo en función una nueva línea de investigación sobre el concepto de originalidad y falsedad.

El ejercicio crea un diálogo entre la serie homónima del artista y el acervo del Museo Nacional de Arte, pues entre las piezas falsificadas también están las de renombrados pintores, como José María Velasco, Ernesto Icaza, Dr. Atl y Frida Kahlo, pero para no originar confusión en el público entre falsos y originales, la museografía dispuso los originales en la pared, los falsos transformados en originales por la intervención del artista también en pared y los falsos en vitrinas.

Una exposición inquietante porque llama a la reflexión sobre distintos aspectos del mercado del arte, los creadores y lo original.

Gabriel de la Mora es originario de la Ciudad de México. Cuenta con la licenciatura en Arquitectura por la Universidad Anáhuac del Norte y con una maestría en pintura por el Pratt Institute de Nueva York.

En torno a la exposición se realiza un programa educativo vinculado con la puesta en valor de la autoría original de una obra y los grandes debates que representa su falsificación para el coleccionismo y el mercado del arte.

Para mayor información da click aquí

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

uno × 4 =