Pieza escultórica realizada con materiales industriales y orgánicos en crudo, además de diversos objetos de uso común que hacen referencia a acontecimientos autobiográficos.

La obra se acerca a una experiencia onírica donde los distintos elementos dialogan y generan un sistema estructural autosuficiente en el que coexisten fragilidad, resistencia, calma y tensión, nociones exploradas por el artista a lo largo de su trayectoria.

En su trabajo Dávila se apropia de objetos y símbolos que permiten cuestionar las relaciones visuales del arte con los espacios y la manera en la cual el individuo reproduce lenguajes que lo identifican con la cotidianidad. Este aspecto es fundamental al analizar los componentes de su pieza (formas básicas como el punto, la línea y el plano), que busca entender la interacción humana con los objetos y hacer notorios los procesos físicos.

Con una importante trayectoria expositiva en países americanos como Estados Unidos y Brasil, así como en diversos países europeos, el artista plantea reflexiones constantes sobre la arquitectura moderna y el urbanismo, el arte contemporáneo, sus previsiones y fracasos. Mediante referencias relacionadas con utopías arquitectónicas o hitos en el arte del siglo XX, aborda contradicciones vitales entre forma y función.Sus estructuras híbridas pueden volverse frías o cálidas, ligeras y pesadas, produciendo signos de funcionalidad imposibles de discernir y cuyo significado varía entre la arquitectura y el arte.

Su trabajo ha sido expuesto en distintas ciudades del mundo y su obra es parte de diversas colecciones internacionales públicas y privadas como el Centre Georges Pompidou, en París, Francia.

MUSEO UNIVERSITARIO DEL CHOPO, Doctor Enrique González Martínez 10, Santa María la Ribera, 5535-2186. Miércoles a domingo, 11:30 a 19:00 horas. Admisión: $15; miércoles entrada gratuita. Cierra 26 de mayo. (Centro).

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

3 × uno =