El cuerpo femenino, y particularmente rostros con grandes ojos que transmiten emociones, ha sido el tema central de una obra realizada a lo largo de más de dos décadas por Melba Vidal, artista que trabaja con telas, maderas, metal, papeles, cartones, arenas, polvo de mármol, pigmentos y todo lo que esté disponible para crear.

“El propósito de mi trabajo es transmitir emociones, sentimientos y obsesiones que viven dentro de mí, siempre usando como figura central el cuerpo femenino (…) Con el fin de liberar estos sentimientos, utilizo sombras, colores y texturas llenas de recuerdos y simbolismos. Tomo imágenes que surgen a mí alrededor, las interpreto, y las hago mías al plasmarlas en mis lienzos”.

Así es el trabajo de Melba Vidal, quien nació en “una ciudad llena de contrastes en todos los sentidos”, la Ciudad de México y ha tenido la fortuna de vivir en diferentes estados del país para observar diversas expresiones culturales y artísticas que la han enriquecido.

La creadora, que realizó estudios en artes plásticas e historia del arte, y ha participado en diversos talleres en los que adquirió conocimientos en técnicas con importantes maestros de la plástica mexicana, hoy abre en la galería del Instituto Nacional del Derecho de Autor la presente exposición, una serie de 23 obras que reflejan según sus palabras, “su traslado y evolución a través del tiempo, siempre buscando encontrar el vínculo con los interminables estados de ánimo del género femenino y su objetivo final”.

La exposición se puede visitar de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 horas hasta el 28 de febrero en la calle de Puebla 143, Roma norte.

 

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí

doce − tres =